Varios ex prospectos buscan brillar a nivel de G.L.

Varios ex prospectos buscan brillar a nivel de G.L.

Mientras estamos a la espera de la lista de los mejores 100 prospectos, la realidad es que serán pocos los que se convertirán en superestrellas. La mayoría pasará su carrera como relevistas, como suplentes en varios equipos o toleteros que no alcanzarán todo su potencial en las Grandes Ligas.

Son pocos los destacados prospectos que aún sorprenden cuando ya dejan de acaparar los titulares.

¿Quiénes entrarán en dicha categoría este año? A continuación, los cinco jugadores que llamarían la atención:

Jesús Montero, BD, Marineros

Se suponía que el venezolano, calificado por MLB.com como el sexto mejor prospecto del béisbol en el 2011, sería el próximo Mike Piazza, con un bate tan bueno que opacaría sus problemas detrás del plato. Después de un prometedor 2012 con 15 cuadrangulares, el receptor se convirtió en bateador designado y tuvo apenas .212 con porcentaje de embasarse de .260 y .339 de slugging con cuatro jonrones en las últimas dos temporadas, en las que batalló con lesiones y tras ser suspendido 50 juegos por estar involucrado con la clínica Biogénesis.

Pero con su dedicación y madurez generando dudas, Montero ha callado a los escépticos al llegar a los Entrenamientos de Primavera con 40 libras de peso menos antes de su temporada con 25 años de edad. Incluso si no se convierte en el jugador que muchos esperaban, su OPS de .827 en su carrera contra lanzadores zurdos lo puede mantener en el equipo grande compartiendo tiempo de juego por un buen rato. Delmon Young es el mejor ejemplo parecido.

Mike Moustakas, 3B, Reales

Esta descripción se habrá escuchado antes: Cotizado prospecto en la tercera base de los Reales asciende y enfrenta bastantes obstáculos. Ese fue el caso con el ahora jardinero Alex Gordon.

También ocurrió con Moustakas, quien después de conseguir un promedio de .242 con porcentaje de embasarse de .296 y .412 de slugging con 20 vuelacercas en su primera temporada completa en la Gran Carpa en el 2012, ha bateado apenas un total de .223/.279/.363 con 27 bambinazos en las últimas dos temporadas.

Pero vale la pena tener esperanzas. El antesalista demostró su poder con cinco jonrones en la postemporada pasada.

Trevor Bauer, LD, Indios

Después de ser enviado a Cleveland en un canje entre tres equipos en diciembre del 2012, el serpentinero tuvo problemas con su nuevo club, otorgando 16 pasaportes en 17 capítulos en las Grandes Ligas mientras la Tribu trataba de pulir su mecánica. Pero después de acoplarse a su nuevo estilo de lanzar, la campaña pasada Bauer vio su proporción de boletos caer por debajo del 10 por ciento por primera vez en su carrera como profesional, registrando una mejor efectividad de 4.18.

Jackie Bradley Jr., OF, Medias Rojas

Nadie pudo pronosticar el mal momento que le esperaba en las Grandes Ligas a Bradley, quien en su carrera de liga menor llevaba un promedio de .290 con porcentaje de embasarse de .394 y .456 de slugging.

Si Boston logra que Bradley conecte más roletazos -- en vez de elevados fáciles -- para emplear su velocidad, y si el joven puede reducir su porcentaje de ponches, el jardinero central podría aún ser de bastante valor debido a su excelente defensa.

Wil Myers, OF, Padres

Vale reconocer que Myers ha tenido más éxito en la temporada regular que los anteriores cuarto jugadores, y no encaja mucho en este grupo. Pero después de conseguir un OPS+ de 77 en el 2014, su campaña que le dio el premio al Novato del Año en la Liga Americana está en peligro de lucir como pura coincidencia. El guardabosque fue enviado de los Rays a Padres en la temporada muerta y Myers podría revivir su carrera si logra hacer contacto.

Otro motivo para sentirse optimista podría ser que Myers estaría completamente recuperado de su fractura en una muñeca, una lesión que tradicionalmente limita el poder de los jugadores.