Pineda decidido a permanecer en salud en el 2015

Pineda decidido a permanecer en salud en el 2015

TAMPA, Florida -- El abridor dominicano de los Yankees, Michael Pineda, enfrentó bateadores por primera vez esta primavera en las instalaciones del equipo. El derecho realizó 20 lanzamientos y dijo después que su meta es permanecer "en salud toda la temporada".

El equipo estaría contento con eso. Con CC Sabathia y Masahiro Tanaka volviendo de lesiones, Pineda es una parte clave de la rotación, y uno de los enfoques de Nueva York es mantener su problemático hombro derecho saludable.

"Quiero ganar aquí, así que estoy trabajando muy fuerte", declaró Pineda. "Quiero estar en salud toda la campaña y cada cinco días ponerme en la posición para ayudar a mi equipo a ganar juegos. Eso es lo que busco -- ayudar a mi equipo a ganar. Me estoy enfocando en estar listo para la temporada".

Pineda agregó que no tuvo ningún problema durante su sesión de lanzamientos.

"Me sentí muy bien hoy (domingo). Todo está bien. Me sentí excelente", dijo el quisqueyano. "Dios quiera, mi meta simplemente es mantenerme fuera de la lista de lesionados".

Pineda se perdió todo el 2012 y 2013 después de que los Yankees lo adquirieron por medio del cambio con los Marineros en enero 23 del 2012 que envió al venezolano Jesús Montero a Seattle. Pineda enfrentó contratiempos durante los Entrenamientos de Primavera del 2012 y al final tuvo que ser operado para reparar un tendón del hombro.

El año pasado, el derecho se perdió casi cuatro meses debido a una inflamación y una molestia en el mismo hombro antes de regresar para hacer nueve de sus 13 aperturas después del 13 de agosto. Durante aquel trecho, el conjunto pudo ver un ejemplo de lo que puede ofrecer el verdadero Pineda. Terminó con foja de 5-5- con 1.89 de efectividad.

Esto ocurrió después de un par de incidentes en abril contra los Medias Rojas, cuando Pineda fue descubierto con brea en el cuello. El quisqueyano estaba usando la sustancia para que pudiera tener mejor control de la bola en el frío. Pineda fue expulsado del partido del 23 de abril durante la segunda entrada en el Fenway Park. Major League Baseball lo suspendió por 10 juegos, pero por su dolencia en el hombro, no tiró hasta mediados de agosto.

Pineda dijo que todo eso ya quedó en el pasado.

"Todo eso lo dejé atrás", dijo el serpentinero. "Ahora me siento bien y quiero seguir adelante con mi carrera. Aprendí del error que cometí. Eso es todo".