Peralta ha dejado la presión atrás en Cardenales

Peralta ha dejado la presión atrás en Cardenales

JUPITER, Florida -- Desde afuera, nada luce diferente en el torpedero dominicano de los Cardenales, Jhonny Peralta, esta primavera. Sigue siendo el hombre reservado en el clubhouse pero también sigue siendo el mentor de los jugadores latinos. Se enfoca solamente en su trabajo pero también con una sonrisa.

Sin embargo, Peralta insiste que mucho ha cambiado en un año.

Utiliza la palabra "cómodo" para describir cómo se siente. No sólo porque ya conoce a todos, sino también porque piensa que todo el mundo lo conoce también.

"Traté de hacer todo por el equipo y traté de demostrarle a los demás lo que podía hacer", explicó Peralta en medio de su preparación para su segunda campaña de un contrato de cuatro con San Luis. "Sé lo que pensaban de mí. Al comienzo fue difícil. Pero ahora me siento bien".

Aunque no lo dijo directamente, se puede insinuar que se refería a los vínculos del quisqueyano a la clínica Biogénesis. Como resultado cumplió una suspensión de 50 juegos y pensó que necesitaba demostrar lo que tenía cuando regresara. Peralta pudo haber sentido esa carga adicional, pero el piloto Mike Matheny dijo que nunca la notó.

"La mayoría de nosotros también la tendríamos", manifestó Matheny. "Ha sido muy consistente en prepararse y lo que necesita hacer y lo que necesita ser. Llegó el año pasado pensando solamente en su trabajo y avanzó con el Día Inaugural como su meta".

Peralta calificó la presión que se dio como uno de los factores detrás de su lento comienzo con los Cardenales. Aunque pegó seis jonrones en abril pasado, Peralta bateó .196 con un promedio de embasarse de .305 y .433 de slugging en el primer mes de la temporada del 2014. El ajustarse a los lanzadores del Viejo Circuito y el lidiar con las frías temperaturas también fueron motivos por su bajo nivel al inicio del año, indicó Peralta.

Pero como terminó puso fin a las dudas de su potencial después de sus vínculos con las sustancias para mejorar el rendimiento. Peralta encabezó a San Luis en cuadrangulares (21) y dobles (38).

"Creo que lo que hice la temporada pasada fue muy bueno al ser mi primer año en la Liga Nacional.", expresó Peralta. "Me sentí bien sobre mi cantidad de jonrones. Sé que mi promedio no fue de .300, pero terminé mejor que cuando comencé".

Sus contribuciones en la defensa también tuvieron un impacto. Con 17 carreras evitadas, Peralta fue estadísticamente uno de los mejores en su posición. En las últimas 12 campañas, el único torpedero de los Cardenales en superar dicha cantidad en una temporada fue Brendan Ryan.

"No puede llamar la atención como el resto de los campocortos, pero hace las cosas bastante bien", señaló Matheny. "Creo que le demostró a mucha gente lo bueno que puede ser".

Con el peso de tener que demostrar sus capacidades ya en el pasado, Peralta manifestó que tiene en su mira mejorar su primera impresión al demostrar su capacidad de tener un mejor comienzo y siendo más productivo en oportunidades de anotar. Peralta señala a su promedio de .239 con corredores en posición de anotar la campaña pasada como un número que puede mejorar.

"Tuve muchas oportunidades el año pasado de empujar más carreras, pero al comienzo se me hizo difícil", agregó Peralta. "Con la oportunidad esta temporada, creo que tendré más remolcadas".