Alfaro pretende aprender de los veteranos en Texas

Alfaro pretende aprender de los veteranos en Texas

SURPRISE, Arizona - El receptor novato de los Rangers, Jorge Alfaro, está en los entrenamientos del equipo grande por primera vez. El equipo de Texas espera que el colombiano haga valer sus palabras y que le ponga a atención a lo que pase en su alrededor.

"Ya quiero la oportunidad", dijo Alfaro. "Quiero aprender de los de Grandes Ligas, ver cómo trabajan, lo duro que trabajan y lo que se necesita para estar aquí".

Eso mismo es lo que quieren escuchar del cátcher de 21 años, quien está calificado como el prospecto número 30 del béisbol y el número 3 entre los receptores, según MLB.com. Alfaro, quien jugó en 21 partidos por Doble-A Frisco el año pasado, se acerca a un debut en Grandes Ligas.

Ahora los Rangers quieren que el oriundo de Sincelejo vea de cerca a jugadores como el dominicano Adrián Beltré y el venezolano Robinson Chirinos, y lo que se requiere para maximizar su tremendo talento. Alfaro ha trabajado duro para convertirse en un prospecto cotizado. Ahora falta mucho más para terminar la tarea.

"Sí trabaja duro, pero ahora tiene que entender lo que es importante y por qué trabaja en eso", dijo el instructor de los receptores de los Rangers, el puertorriqueño Héctor Ortiz. "Cada ser humano pasa por el proceso de maduración: 'Quién soy, a dónde voy y cómo llego'. Él está pasando por eso.

"Tiene que ver a estos jugadores de Grandes Ligas y cómo hacen las cosas sin que nadie se lo diga. Tendrá que asumir responsabilidad", continuó Ortiz. "Verlo con sus propios ojos va a ser importante. Pero no hay muchos cátchers con su habilidad".

Dicho talento aún se ve algo crudo, con los defectos normales de un prospecto joven. Tiene potencial de batear para se ha ponchado mucho. Conectó 26 dobles y 17 jonrones en 486 turnos el año pasado, pero también terminó con 123 ponches y apenas 29 bases por bolas. Tiene buena habilidad atlética con un brazo por encima del promedio, pero necesita refinar su habilidad de pedir y recibir el juego.

"Es inteligente. Hace muchas preguntas", dijo Chirinos. "Eso viene con el tiempo. Mientras más juegas, mejor entiendes lo que tienes que hacer para mejorar.

"No hay duda de que tiene las herramientas para ser una superestrella en Grandes Ligas".

Alfaro podría ser el mejor prospecto de la receptoría de Texas desde que el boricua Iván Rodríguez debutó con los Rangers en 1991. El problema para el equipo es que no ha habido mucha competencia en dicha posición en los últimos años.

Rodríguez se fue de Texas como agente libre después del 2002 y, desde entonces, los Rangers han tenido problemas para llenar la vacante. Desde ese 2002, son 29 receptores que han llegado a ser titulares detrás del plato para por lo menos un partido. Dos de ellos-el mismo Rodríguez y Chad Kreuter-estaban en sus segundas estadías con el equipo.

Entre los demás, 13 fueron adquirido vía cambios, incluyendo a Mike Napoli, el puertorriqueño Bengie Molina y Matt Treanor, quienes fueron cátchers en los dos equipos de Texas que alcanzaron la Serie Mundial (2010 y 2011). Diez arribaron como agentes libres y uno fue vía waivers. Apenas tres de los 27 aparte de Rodríguez y Krueter-Taylor Teagarden, el venezolano Tomás Telis y Kevin Richardson-fueron productos del sistema de Texas.

En una industria donde contar con un buen receptor es crucial, tener un prospecto como Alfaro es bien valioso. Ahora el colombiano necesita aprender lo más posible para terminar la fase de desarrollo.

"Sólo quiero poder salir a jugar y no preocuparme por lo que la gente dice de mí", expresó Alfaro. "Simplemente relajarme y jugar el juego que amo".