Correa a gusto en los entrenamientos de los Astros

Correa a gusto en los entrenamientos de los Astros

KISSIMMEE, Florida - Una de las cosas en agenda para el cotizado prospecto de los Astros, Carlos Correa, es deslizarse en las bases.

El boricua no lo hace desde que se fracturó el tobillo derecho al deslizarse en la tercera jugando por Clase-A Lancaster el año pasado. Dicha lesión le puso fin a su temporada del 2014.

"Quiero trabajar en todo, especialmente el corrido de bases", dijo Correa. "Desde que me lesioné no he corrido las bases. Quiero trabajar en eso y recuperar la confianza. Uno quiere batear aquí. Estamos hablando de Grandes Ligas y estás enfrentándote a los mejores pitchers del juego. Quieres salir a prepararte para la temporada".

Correa, participando en sus primeras prácticas completas de los Astros, afirma que se deslizará de cabeza a la hora de robarse las bases. Sin embargo, dice que será de pies si tiene que romper un doble-play.

"Me deslizo con el pie izquierdo para adelante y la lesión fue porque ese pie pasó de la almohadilla y el otro se quedó atascado en la base", manifestó. "Cuando vaya al robo de bases, lo haré de cabeza. Pero no es que vaya a afectar mis deslizajes".

Correa ha brillado desde que fue la primera selección general del draft amateur del 2012. Antes de lesionarse el año pasado, el torpedero bateaba .325 con seis jonrones y 57 empujadas en 62 partidos por Lancaster. Llevaba porcentaje de embasarse de .416 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .926.

Es difícil que Correa haga su debut de Grandes Ligas este año, pero para el 2016 el puertorriqueño debe de estar compitiendo por un puesto en el equipo grande a sus 21 años.

"No tengo presión, ni fecha (para llegar a Grandes Ligas)", expresó Correa. "Son ellos (Astros) que tienen una fecha en mente. Tienen el plan. De mi parte, sólo tengo que salir a jugar béisbol, divertirme y poner lo mejor de mí todos los días".

El joven sabe que tendrá que empezar la temporada en Doble-A, donde una buena actuación podría impulsarlo a Triple-A en algún momento. Por ahora, Correa se concentra en causar una buena impresión en los entrenamientos del equipo grande de Houston.

"Estás con los de Grandes Ligas, así que esperas que puedas jugar la mayor parte de tu carrera en Houston", dijo. "Es bien divertido estar con estos muchachos. Sólo tengo 20 años y es una gran experiencia".