Boston apuesta en grande con la firma de Moncada

Boston apuesta en grande con la firma de Moncada

FORT MYERS, Florida-- Los Medias Rojas de Boston apostaron en grande a Cuba, como quedó plasmado por la manera en que cortejaron al prospecto cubano Yoan Moncada.

El representante de Moncada, Davis Hastings, confió el martes en que antes de que termine esta semana sea firmado un contrato con Boston, incluida una bonificación por 31,5 millones de dólares.

El costo para los Medias Rojas será el doble de eso, ya que tendrán que pagar un "impuesto" por pasarse del límite de dinero que los equipos pueden gastar en fichar jugadores internacionales. Esa tarifa está contemplada en el contrato colectivo de las Grandes Ligas.

Así, el desembolso ascendería a 63 millones a cambio de un joven de 19 años. Pero el dueño John Henry descarta estar preocupado por ese riesgo.

"Creo que hemos sido más juiciosos que nunca, pese a lo que mucha gente ha escrito esta semana", dijo Henry el martes en el JetBlue Park. "Con los peloteros de gran nivel hay que correr riesgos, especialmente cuando son jóvenes".

Ben Cherington, gerente general de Boston, rehusó confirmar el acuerdo con Moncada, un bateador ambidiestro y talentoso que estaba en la mira de varios equipos. El infielder tiene previsto someterse el miércoles a exámenes médicos en Boston y Florida.

Henry se abstuvo también de afirmar que hay un trato hecho. Pero en términos generales expresó confianza en que la organización sea capaz de evaluar el talento de Moncada.

"Ha habido numerosos jugadores cubanos que han llegado a este deporte y han tenido una producción bárbara. Y ha habido algunos que no lo han conseguido en años", señaló. "Pero creo que hemos hecho nuestra tarea, y esperamos mucho".

Moncada ha jugado principalmente en la intermedia, pero se le considera suficientemente atlético para colocarse también como campocorto o jardinero a medida que evolucione. Cuenta con velocidad, talento para hacer contacto con la pelota o para conectar grandes batazos, así como capacidad a la defensiva y un potente brazo.

Semejantes atributos bastarían para que el pelotero de Abreus incursione en las mayores con un gran convenio.

"Hay mucho interés por él, y muchos equipos han dedicado tiempo a este proceso, que ha sido competitivo", recalcó Cherington.

Entre esos clubes figuran los Yanquis de Nueva York, que ofrecieron 25 millones de dólares y dijeron a Hastings que estarían dispuestos a considerar incluso un convenio por 27 millones.

"Fuimos al punto en el que nos sentíamos cómodos", aseguró el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman. "Nos elevamos hasta un nivel incómodo pero incluso éste fue insuficiente".

En 2002, los Yanquis superaron a los Medias Rojas en la puja por otro cubano, el lanzador José Contreras. Aquel episodio llevó a la famosa declaración del presidente de los Medias Rojas, Larry Lucchino, quien dijo que Nueva York era "el imperio del mal".

Pero bajo la dirección de Cherington, del vicepresidente de personal deportivo Allard Baird y del director de cazatalentos internacionales Eddie Romero, los Medias Rojas han buscado una posición de privilegio para aprovechar la llegada de peloteros cubanos.

Los Medias Blancas los derrotaron en la lucha por los servicios del primera base José Abreu, pero Boston suscribió un canje el año pasado para hacerse de los servicios del jardinero Yoenis Céspedes, a quien enviaron después hacia los Tigres de Detroit.

Boston firmó el año pasado a Rusney Castillo por 72,5 millones de dólares, el contrato más lucrativo otorgado a un jugador cubano.

"Hay contratos por 150 millones de dólares que terminan siendo valiosos, y hay otros por medio millón que resultan negativos. Y en medio de ambos hay una gama amplísima", indicó Cherington. "Así que el ejercicio consiste en identificar al pelotero, saber lo que vale y ver si uno lo puede adquirir por eso".

La bonificación de Moncada será la mayor entregada a un pelotero internacional de menos de 23 años y sujeto a una puja para ficharlo. Superaría los 8,27 millones por los que el pitcher cubano Yoan López firmó el mes pasado con Arizona.

Hastings dijo que el impuesto de 100% tuvo impacto sobre las negociaciones.

"Todos los clubes mencionaron esto como un obstáculo para la parte contractual", indicó.

El lanzador de los Rays, Drew Smyly, manifestó en Twitter que no consideraba "correcto" el hecho de que un cubano de 19 años recibiera semejante cantidad de dinero cuando un estadounidense de la misma edad obtendría mucho menos, reclutado en el "draft".

En otro tuit, Smyly aclaró que no estaba criticando a Moncada por el monto de su contrato.

"Estoy a favor de que cualquier pelotero gane lo más que pueda", escribió. "Sólo quiero decir que todos los peloteros amateurs deberían tener las mismas oportunidades y parámetros para jugar en las mayores, sin importar de dónde vienen".

Las Grandes Ligas buscarían instituir un "draft" internacional para abatir esos costos, en las negociaciones del nuevo contrato colectivo, que comenzarán junto con la temporada de 2017.