Martínez ahora apunta a puesto en rotación de S.L.

Martínez ahora apunta a puesto en rotación de S.L.

JUPITER, Florida -- Parece que todos en la organización de los Cardenales de San Luis notan la diferencia que hay en el lanzador Carlos Martínez. Y ello no tiene que ver con la recta que lanza el dominicano a 100 millas por hora.

"Hace un año, uno sólo veía que un chico andaba por ahí. La transformación es asombrosa", destacó el manager Mike Matheny el lunes. "En general, hay una conducta distinta en él".

Y los Cardenales están encantados por las muestras de madurez que Martínez ha dado en este campamento de pretemporada. Se concentra en mejorar y está tomando en serio incluso el más pequeño detalle.

Matheny comparó la maduración de Martínez con la que tuvo otro lanzador, Lance Lynn, hace un par de años.

"Atestiguamos aquella transformación", recordó Matheny. "Esto simplemente lleva tiempo y algunas batallas".

Martínez llegó a Jupiter, Florida, luego de lanzar en la pelota invernal. Así, luce más afinado que otros pitchers de los Cardenales.

Disfrutó el éxito en República Dominicana y trata de que continúe en las Grandes Ligas.

El lunes, cumplió su segunda sesión de bullpen en la pretemporada. Después, el coach de pitcheo Derek Lilliquest consideró que sus lanzamientos eran veloces y atinados.

"Incluso hay que frenarlo un poquito", indicó el manager.

El derecho de Puerto Plata tiene apenas 23 años y está decidido a salir del campamento de pretemporada como un integrante de la rotación de abridores de San Luis.

El año pasado, llegó al sur de la Florida con la misma misión. Tuvo un desempeño admirable en cuatro aperturas, con una efectividad de 1.76, pero los Cardenales prefirieron que Joe Kelly fuera su quinto abridor y relegaron a Martínez al puesto de preparador de Trevor Rosenthal durante buena parte de la campaña.

Martínez cumplió siete aperturas entre sus 57 apariciones durante la temporada, un año en que tuvo un récord de 2-4 y un promedio de carreras limpias admitidas de 4.03.

"Lo que quiero que todos sepan es que sí tengo un poco más de experiencia, y con la experiencia llega un poquito más de madurez", resaltó. "Espero seguir avanzando a partir de eso".

Los Cardenales insisten en que la competencia está abierta en pos de ese quinto puesto de abridor. Pero en Jupiter, parece que Martínez tiene todo para conseguirlo.

"Va a recibir muchas oportunidades de lograr ese lugar, pero tiene que ganárselo", dijo el gerente general John Mozeliak.

Kelly se fue a Boston mediante un canje a la mitad de la campaña pasada. Marco Gonzales y el mexicano Jaime García son los principales rivales de Martínez por el boleto en la rotación. Hasta ahora, se cree que Adam Wainwright, Michael Wacha, John Lackey y Lynn tienen asegurada su presencia en la rotación.

Gonzales lanzó bien en la recta final de la campaña, con dos victorias como relevista ante los Dodgers en la serie de división de la Liga Nacional. Podría quedar como abridor o relevista después de la pretemporada.

García es una incógnita, ante las preocupaciones sobre su resistencia. Se recupera de una cirugía de hombro que lo limitó apenas a siete juegos la temporada pasada.

Pero no se le considera candidato al bullpen. Matheny y Mozeliak no creen que pueda soportar el rigor de trabajar en días consecutivos, y García simplemente se considera un abridor.

Si el zurdo de Reynosa destaca en la primavera, los Cardenales tendrán que decidir si cinco aperturas de pretemporada bastan para garantizar su durabilidad.

"Me siento bien", dijo García. "Estoy muy emocionado sobre 2015. Me encuentro aquí para competir".