Martínez se prepara para ser abridor en San Luis

Martínez se prepara para ser abridor en San Luis

JUPITER, Florida - Con un nuevo número en su espalda y preparándose para su nuevo rol como abridor, Carlos Martínez se sorprendió al enterarse de que también estará ocupando un nuevo casillero en el clubhouse de primavera de los Cardenales.

En lugar de ocupar el casillero que le corresponde, el dominicano fue desplazado del área designada para los pitchers y ahora tendrá su lugar justo a la entrada del clubhouse. La ubicación es estratégica, ya que coloca a Martínez al lado del veterano receptor puertorriqueño Yadier Molina por el tiempo que duren los entrenamientos primaverales.

"Wow", exclamó Martínez acerca del cambio inesperado de casillero, espacio que hasta el año pasado le pertenecía a Mark Ellis. "Está inmenso. Me ayudará mucho estar a su lado, y es importante que ahora me sienta más cómodo a su alrededor. Sé que voy a recibir muchos consejos de su parte".

Cambiarle de casillero a Martínez fue idea del propio Molina, y el manager Mike Matheny no dudó en aprobarlo.

"Se está rodeando de la gente indicada", indicó Matheny. "Algo que me encanta de esta organización, de estos veteranos, es que les gusta enseñar y compartir sus experiencias. Carlos se va a beneficiar bastante de todo lo que se hable sobre béisbol".

Durante años, Molina ha sido un mentor para los peloteros latinos de la organización, a quienes acostumbra a reunir alrededor de su casillero para hablar previo a cada entrenamiento. El gesto de Molina de tener al dominicano al lado en el clubhouse significa que pasará aun más tiempo con Martínez, quien llegó a los campos de entrenamiento el lunes, listo para dejar atrás una temporada de pruebas y demostrar que está preparado para integrarse a la rotación.

Los Cardenales, convencidos de que Martínez está listo para dar el siguiente paso en su carrera, optaron por no añadir pitcheo abridor este invierno para dejarle un puesto disponible al lanzallamas de 23 años de edad. Martínez tratará de integrarse a la rotación portando el No. 18, el número que él mismo pidió utilizar en honor su gran amigo, su compatriota Oscar Taveras.

La muerte trágica de Taveras - a quien Martínez describió como "un hermano" - instó a la mayoría dentro de la organización a acercarse a Martínez para tratar de apoyarlo emocionalmente durante los meses siguientes. Dicha situación también dio paso al gesto de Molina.

Martínez dijo que realizará su primera sesión del bullpen el sábado, aunque el dominicano ya está adelantado en su programa de lanzamientos debido a su decisión de participar en la pelota invernal de su país. Eso le dejó poco tiempo para tomar un descanso, pero le dio tiempo adicional para prepararse para competir por el puesto de quinto abridor en San Luis.

Martínez perdió una competencia similar la primavera pasada a pesar de tener mejores resultados (16 entradas lanzadas, 11 hits, cinco carreras limpias, cinco bases por bolas, 11 ponches) que Joe Kelly. Eso le recordó a Martínez que en los entrenamientos primaverales no sólo vale los números.

"Sé que el trabajo que hice fue suficiente para ganarme el puesto, pero entiendo que necesito controlar mis emociones", reconoció Martínez. "Estoy tratando de trabajar en [el comando de] la zona de strike, porque sé que es importante para poder tirar más innings, especialmente ahora que soy abridor".

Matheny dijo que el cuerpo de coaches se reunirá a finales de esta semana para establecer un plan de trabajo para Martínez esta primavera y hablar sobre una cantidad razonable de entradas que el dominicano podría lanzar este año. Con sólo 89 1/3 innings lanzados en el 2014, Martínez no estará listo para asumir una carga de trabajo completa para un abridor en una temporada entera.

Sin embargo, Martínez se reportó a la Florida luciendo más fuerte tras haber añadido un poco de masa muscular con la esperanza de que eso le ayude a lidiar con la carga de trabajo que un pitcher abridor requiere. En sus primeros dos años con el club, solamente ocho de las 78 presentaciones de Martínez fueron como abridor.

"Me siento bien, me siento fuerte", aseguró Martínez. "Entiendo que es importante llegar aquí antes que los demás para ser evaluado por los coaches. Estoy listo para trabajar duro y hacer mi trabajo".