Alex Rodríguez ofrece una disculpa por escrito

NUEVA YORK -- Todo indica que el único sitio en el que Alex Rodríguez podría explicar su dopaje será en el banquillo de los testigos.

El siempre controversial astro de los Yanquis de Nueva York optó por evitar una rueda de prensa antes de reincorporarse al equipo tras una suspensión de un año.

Rodríguez emitió el martes una ambigua disculpa escrita de cinco párrafos "por los errores que llevaron a mi suspensión", aunque no entró en detalles sobre cómo y por qué reincidió en el consumo de drogas prohibidas en el deporte en la segunda parte de su carrera.

Listo para reportarse con los Yanquis luego de una suspensión de una temporada por violar el reglamento antidopaje y el contrato laboral de Grandes Ligas, Rodríguez se disculpó con los jerarcas del equipo en persona en el estadio el 19 de febrero. El equipo le sugirió que realizase una conferencia de prensa antes del inicio de los entrenamientos de primavera y ofrecieron el uso del Yankee Stadium, pero Rodríguez declinó.

Rodríguez realizó una conferencia de prensa en el 2009 en las instalaciones del equipo en Tampa en la que admitió haber usado drogas prohibidas cuando jugaba con los Rangers de Texas entre el 2001 y el 2003, antes que Grandes Ligas tuviese un reglamento antidopaje.

"Lo único que le pido a este grupo hoy y a los estadounidenses es que me juzgan a partir de este día", dijo entonces.

Pero A-Rod no quiso enfrentar preguntas sobre su más reciente involucramiento con drogas -- aunque pudiera verse obligado a declarar si su primo Yuri Sucart y el ex entrenador de pitcheo de la Universidad de Miami Lázaro Collazo son enjuiciados por sus lazos con la clínica Biogenesis of America. Rodríguez admitió en documentos que usó drogas para mejorar el rendimiento deportivo.

Anthony Bosch, el dueño de la clínica, fue sentenciado el martes a cuatro años de prisión tras declararse culpable en octubre pasado por un cargo de conspiración para distribuir testosterona.

ESPN The Magazine informó que tiene previsto difundir el miércoles una entrevista en la que Rodríguez dice que cree que Bosch le dio un placebo. Rodríguez también señaló que consideró la posibilidad de retirarse al inicio de su suspensión, sigue una terapia y que en secreto visita universidades. Añadió a ESPN que tomó una clase de mercadeo durante su suspensión y quiere completar su educación.

El comisionado Bud Selig suspendió a Rodríguez por 211 partidos en agosto de 2013, citando violaciones del período 2010-12 descubiertas durante la investigación de Biogenesis por Grandes Ligas.

Rodríguez pidió al gremio de jugadores que presentase una queja y él presentó una demanda contra el médico de los Yanquis, en la que le acusó de descuidar su atención médica. Tras una audiencia, el arbitrador Fredric Horowitz redujo el castigo a toda la campaña de 2014, tras encontrar "evidencia clara y convincente" de que Rodríguez utilizó tres substancias prohibidas y trató de obstruir la investigación en su contra.

Al tiempo que seguía proclamando su inocencia, Rodríguez demandó a Grandes Ligas y el gremio para tratar de anular el castigo, pero seguidamente abandonó la demanda y aceptó la suspensión. El toletero deberá reportarse con los Yanquis el 25 de febrero y comenzar a entrenar al día siguiente.

Rodríguez dirigió su declaración del martes "a los fanáticos" y dijo que "asumo completa responsabilidad por los errores que llevaron a mi suspensión por la campaña del 2014".

"Lamento que mis acciones empeoraron la situación", dijo. "A las Grandes Ligas, los Yanquis, la familia Steinbrenner, el gremio de jugadores y ustedes, los fanáticos, solamente puedo decirles que lo siento mucho".

Rodríguez dijo: "Acepto el hecho de que muchos de ustedes no van a creer mi disculpa ni nada que pueda decir ahora. Entiendo por qué y es mi culpa".

"Fue una gentileza de los Yanquis ofrecerme el uso del Yankee Stadium para esta disculpa, pero decidí que la próxima vez que esté en el Yankee Stadium deberá ser en uniforme, haciendo mi trabajo", escribió.

Rodríguez dejó claro que no planea explicar públicamente por qué se involucró con Biogenesis. El dueño de la clínica, Anthony Bosch, fue sentenciado a cuatro años de prisión el martes tras declararse culpable en octubre de un cargo de conspiración para distribuir testosterona.

Los Yanquis dicen que Rodríguez, que cumple 40 años en julio, ha sido remplazado en la antesala por Chase Headley y tendrá que competir por el puesto de bateador designado. A Rodríguez se le deben 61 millones en las tres últimas campañas de su contrato.

Antes de reunirse con los Yanquis, Rodríguez habló con el nuevo comisionado de las mayores, Rob Manfred.

"Yo cumplí la mayor sanción en la historia de la liga por uso de drogas", dijo. "El comisionado me dijo que el asunto está concluido. El gremio dijo lo mismo. Estoy listo para dejar atrás este capítulo y jugar béisbol. Este deporte ha sido mi pasión desde que era un adolescente. Cuando vaya a los entrenamientos de primavera, voy a hacer todo lo posible por ser el mejor jugador y el mejor compañero de equipo, ganarme un puesto en los Yanquis y ayudarnos a ganar".