Esperanzas de Mets en 2015 recaen en su rotación

Esperanzas de Mets en 2015 recaen en su rotación

NUEVA YORK - Pregúntenle a los Mets cuál es su fortaleza de cara a la temporada y ellos dirán que es su rotación de abridores. Mientras que el equipo de Queens espera que su lineup mejore y se sienten emocionados acerca de su joven y talentoso bullpen, su quinteto abridor tiene el potencial más alto para guiarlos a la postemporada.

Eso comienza con Matt Harvey y se extiende hasta los jóvenes Jacob deGrom y Zack Wheeler, quienes vienen de tener grandes temporadas. Considerando la profundidad detrás de ese trío, los Mets contarían con una sólida rotación en 2015. Si pueden transformarse en un gran cuerpo de pitcheo, el béisbol en octubre sería una posibilidad mucho más realista.

El quinteto abridor (más uno): Harvey, deGrom, Wheeler, Jon Niese, el dominicano Bartolo Colón, Dillon Gee
Tras no haber logrado canjear a Gee este invierno, los Mets arrancarán los entrenamientos primaverales con seis lanzadores abridores compitiendo por cinco puestos. Pero antes de que dicha competencia comience la rotación abridora podría ya estar establecida; Harvey, deGrom y Wheeler tienen un lugar seguro, Niese tiene ventaja por ser el único abridor zurdo y se ve muy difícil que Colón sea enviado al bullpen a sus 41 años de edad. Eso deja a Gee, quien probablemente sea el brazo que sobre salvo una lesión.

Las mayores interrogantes son: ¿Qué nivel mostrará Harvey en su regreso de una operación Tommy John, y cómo los Mets planean limitar sus innings?. Pocos esperan que Harvey exhiba el mismo nivel que mostró en 2013, pero incluso un 80% de eso sería de gran ayuda para el club. El éxito del derecho sensación es clave para los Mets.

Los Mets también están muy emocionados acerca de deGrom - quien deberá demostrar que su cuerpo es capaz de aguantar el rigor de al menos 200 entradas -- y Wheeler. Más que ningún otro miembro del cuerpo de lanzadores, Wheeler tiene la oportunidad de alcanzar un nivel de estrella más alto este verano, convirtiendo en realidad su potencial de as que tanto llamó la atención de los escuchas hace un año.

En general, la fortaleza de los Mets aquí recae en su profundidad. Aunque los problemas de salud continúan aquejando a Niese, el zurdo ha cumplido a carta cabal mientras ha estado en salud. Colón mezcla salidas buenas con otras no tan buenas, pero al final el resultado es un pitcher útil. Luego está Gee, quien debería darle a los Mets una buena cantidad de aperturas aun si arranca el año desde el bullpen. Usualmente los equipos necesitan a más que sólo cinco abridores a lo largo de una temporada.

Esperando dar el salto: El dominicano Rafael Montero, Noah Syndergaard, Steven Matz
No se sorprendan si Montero arranca la campaña en el bullpen. Aunque el quisqueyano es el único de este trío con experiencia previa como abridor en Grandes Ligas, no hay cupo para él en la rotación, ni tampoco le resta nada más qué demostrar en Triple-A Las Vegas. Si los Mets sufren una baja en su rotación temprano en la campaña, Montero sería uno de los principales favoritos para llenar el hueco.

El potencial de Syndergaard es tan alto como el de cualquier otro lanzador en la organización, pero también existen dudas acerca de si podrá o no alcanzar ese nivel óptimo. Otra temporada mediocre mermaría su etiqueta de estelar prospecto considerablemente, pero un buen año lo pondría de nuevo en ese camino de futuro superestrella. Si todo sale como se planeó, Syndergaard se estaría uniendo a la rotación en cualquier momento en mayo, y se quedaría ahí por mucho tiempo.

El rol que asumirá Matz está por verse. Aunque el equipo podría atreverse a arrancar la temporada con el zurdo en el bullpen, Matz viene de tener dos muy buenas temporadas libres de lesiones como abridor en ligas menores. Con el entendido de que el pitcheo nunca está de más, lo más probable es que los Mets mantengan a Matz en Las Vegas, donde podrá desarrollarse con más libertad este verano.