Es hora de respirar para Preller y la gerencia de S.D.

Es hora de respirar para Preller y la gerencia de S.D.

SAN DIEGO - En tres ocasiones este invierno, los Padres han hecho ruedas de prensa para presentar sus nuevas adquisiciones.

Matt Kemp fue el centro de atención en la primera, mientras que compartieron el escenario en enero Justin Upton, Derek Norris, Wil Myers y Will Middlebrooks. Y hace unos días también lo hizo el derecho James Shields.

El manager de San Diego, Bud Black-quien no ha contado con muchos estelares desde que asumió el timón del equipo hace ocho años-dijo en tono de bromo que "puedo acostumbrarme a esto".

Ahora bien, mucho antes de adquirir y luego presentar a sus nuevos jugadores, los Padres hicieron otra rueda de prensa para presentar a A.J. Preller como su nuevo gerente general.

El 29 de septiembre, un día después de terminada la temporada del 2014, Black se reunió con sus coaches y con los scouts del equipo para hablar de su estrategia invernal.

Había mucho que ponderar, ya que los Padres no clasificaban para los playoffs desde el 2006.

"Estaba bastante claro que necesitábamos mejorar", dijo Preller. "Pero estaría mintiendo si dijera que sabía que íbamos a (hacer tantos movimientos).

"Todo fue más activo de lo que habíamos planificado".

Es posible que Preller no haya terminado de renovar el roster de San Diego, aunque el contrato de Shields-de cuatro años y US$75 millones-pudo haber sido el último toque antes del equipo realizar sus entrenamientos de primavera.

A Preller se le preguntó sobre su temporada muerta, su primera como gerente general de los Padres. El ejecutivo sonrió, porque había mucho que recordar y digerir.

"Me tomó unos cuatro meses para hacer la primera transacción grande", dijo.

Preller, nombrado GG del club el pasado 6 de agosto, no hizo su primera transacción hasta el 20 de noviembre, cuando cambió al jardinero de liga menor Reymond Fuentes a los Reales por el zurdo de liga menor Kyle Bartsch.

San Diego le hizo una buena oferta al venezolano Pablo Sandoval, quien terminó firmando con los Medias Rojas. Después de eso, Preller recurrió al mercado de cambios para adquirir a Kemp, Myers, Upton, Norris, Middlebrooks, Shawn Kelley y Brandon Maurer.

Además, los Padres firmaron a los agentes libres Clint Barmes y Brandon Morrow.

Después de presentar a Shields, Preller se dio un tiempo para respirar. No dijo que habían terminado las presentaciones de nuevas adquisiciones, pero uno se llevó la impresión de que fue la última por el momento.

"Creo que con cada día, cada movimiento, cada conversación, estás aprendiendo constantemente…sobre todo como GG por primera vez", dijo Preller. "Siempre piensas, '¿Qué pude haber hecho mejor?' Creo que siempre habrá cosas en las que podremos pensar para mejorar".

Por ahora, Preller se conformará con ver los juegos en vez de rehacer el roster.

"No veo la hora de hacerlo", dijo.