Habrá cautela con Víctor y Miguel en la pretemporada

Habrá cautela con Víctor y Miguel en la pretemporada

DETROIT - Los Tigres dieron un suspiro de alivio al enterarse de que el venezolano Víctor Martínez, quien fue operado de la rodilla izquierda, podría reanudar las actividades de béisbol dentro de cuatro a seis semanas.

Detroit está a la espera de más buenas noticias con respecto al también venezolano Miguel Cabrera, quien fue operado del pie derecho en octubre. El cañonero será examinado por un especialista la próxima semana con la esperanza de recibir el visto bueno para comenzar a entrenar.

Luego viene lo más difícil: Determinar cuántos turnos al bate necesitan Martínez y Cabrera en los entrenamientos, no solamente para estar listos para el inicio de la campaña regular, sino para rendir al nivel que se espera de ellos.

Cabrera acostumbraba a disputar entre 20 y 25 juegos y sumar entre 75 y 80 presentaciones en el plato durante la pretemporada. Eso cambió en los entrenamientos del 2012, cuando un rodado rebotó y lo golpeó en la cara, fracturándole un hueso debajo del ojo derecho. Ese año, sumó apenas 53 turnos al bate en 18 juegos de pretemporada y, a pesar de que tuvo una racha de 21-0 en abril, terminó ganando la Triple Corona de bateo y fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Cabrera ha disputado 20 juegos en cada una de los últimas dos pretemporadas, en las cuales ha sumado 62 y 63 turnos al bate, respectivamente. El año pasado, su carga fue monitoreada de cerca porque venía de ser operado de un músculo abdominal.

Tomando en cuenta que la acción de la Liga de la Toronja arranca el 3 de marzo, sólo una semana después de que comiencen los entrenamientos para todo el equipo, sería bien sorprendente que Cabrera alcanzara semejantes cifras este año. No obstante, debido a que Martínez estará fuera de acción, los Tigres pueden darle a Cabrera turnos como bateador designado antes de ponerlo a probar el pie derecho a la defensa.

En los últimos años, la carga de Martínez en la pretemporada ha dependido de su situación. Cuando regresó en el 2013 tras haberse perdido la campaña anterior por una cirugía de la rodilla, quiera todos los turnos al bates posibles. Ese año, vio acción en 26 juegos en la Liga de la Toronja y tuvo 82 turnos al bate en los que registró promedio de .253.

En el 2014, Martínez tuvo 67 presentaciones en el plato en 23 partidos de pretemporada. Este año, los Tigres reducirán aun más su carga, pero con cuatro semanas de rehabilitación, no habría mucha diferencia. De tener que dedicar seis semanas a su rehabilitación, Martínez alcanzaría a jugar durante una semana y media.

"Definitivamente seremos cautelosos con Víctor, especialmente al principio de su rehabilitación", dijo el capataz de los Tigres, Brad Ausmus. "Es muy más importante contar con él a largo plazo. Pero me siento optimista de que estará listo para el comienzo de la temporada".