Los Atléticos esperan volver a contender en el Oeste

Los Atléticos esperan volver a contender en el Oeste

OAKLAND -- Vender a un alto precio, comprar por poco, y acumular talento por docenas de años bajo control del equipo. Así fue como el gerente general de los Atléticos, Billy Beane, procedió durante esta temporada muerta pese al escepticísmo de su afición que vio a varias estrellas, incluyendo a Josh Donaldson, Jeff Samardzija y Brandon Moss.

"Les aseguro", expresó Beane durante un evento del equipo, "no me despierto todas las mañanas pensando cómo puedo enfadar a la gente hoy".

Es posible que cualquier disgusto que causó esta última renovación de Oakland ha desaparecido en las últimas semanas, en medio de más movimientos -- como la adquisición del valioso Ben Zobrist y el relevista Tyler Clippard -- que sin dudas hacen de los Atléticos contendientes en una reñida División Oeste de la Liga Americana.

"Si lo observas inicialmente, muchos piensan ¿qué está haciendo el equipo?" manifestó el dirigente Bob Melvin. "Pero cuando te fijas en los últimos movimientos, con la llegada de Zobrist y la manera en que se realizó todo, las cosas salieron bien en cuanto a la composición de este equipo se refiere".

"Tras los movimientos de los Angelinos y Marineros, todos de nuevo nos están subestimando", señaló el jardinero Josh Reddick, "pero adquirimos excelentes piezas por lo que cambiamos. Cada año Beane sabe lo que está haciendo".

Incluso para los Atléticos, siempre acostumbrados a constantes cambios, esta restauración fue monumental. Beane orquestó un total de nueve canjes involucrando 27 jugadores, todos con la intención de reforzarse, en lugar de reconstruirse. Armó un cuadro interior completamente nuevo y agregó bastante profundidad en la rotación, con al menos seis candidatos compitiendo por tres puestos en el grupo de abridores detrás de Sonny Gray y Scott Kazmir.

Las praderas y el bullpen permanecieron prácticamente intactos, después de una temporada de 88 victorias que terminó de manera dolorosa con una derrota en extrainnings ante los Reales en el Juego del Comodín. Desde entonces David Frost, el asistente al gerente general, dijo: "Necesitamos más talento joven, contar con mejor salud y cambiar de rumbo".

Profundidad y versatilidad prevalecieron de nuevo en este roster de los Atléticos, incluso mucho más que el año pasado, indicó Melvin, quien espera que toda su alineación produzca. Ya no cuentan con una buena dosis de poder con la partida de Donaldson y Moss, y agregaron un poco cuando firmaron a Billy Butler por tres años y US$30 millones, pero éste es un club que no dependerá mucho de los cañones.

"Pienso que nos da una oportunidad de hacer las cosas de una manera un poco diferente", indicó Melvin. "Ya no nos identificaremos como un equipo que batea de estación a estación como antes. Estuvimos afectados cuando Coco Crisp se lesionó y después Craig Gentry, porque ya no contábamos con la dinámica de velocidad. Creo que ahora tenemos un grupo que tratará de correr un poco más, bateo y corrido, cosas que no hemos hecho en el pasado".

"Fue impresionante ver tantos cambios", dijo Stephen Vogt. "Sin embargo, cuando platicaba con Dan Otero sobre nuestro lineup, nuestro bullpen y nuestra rotación, nos dimos cuenta de lo buenos que somos. No son los mismos nombres que el año pasado, no será la misma clase de equipo, tendremos que jugar con un estilo diferente y encontrar otras maneras de ganar, pero de todas maneras tenemos un equipo sólido y versátil".

El producto final es la muestra de que Beane tenía un plan. Y también siempre tiene un plan secundario.

"Al final de cuentas", dijo el directivo, "creemos que tenemos un equipo bastante bueno. Y si no dan resultados, haremos otras maniobras, porque eso es lo que siempre hacemos. No nos quedaremos sentados esperando que las cosas avancen. Seremos proactivos y esperamos que todos valoren eso".