Castrovice: Orioles listos para volver a sorprender

Castrovice: Orioles listos para volver a sorprender

¿Se han dado cuenta de las proyecciones de los equipos para el 2015? Realmente no le benefician mucho a los Orioles, campeones defensores del Este de la Liga Americana. PECOTA los tiene con 78 victorias, en el sótano de la división. ZIPs cree que ganarán 79 juegos, también en el último lugar del Este.

El timonel de los Orioles Buck Showalter, de buen humor como siempre, comprende de alguna manera la poca credibilidad hacia los Orioles en el mundo de las proyecciones.

"Veo el lugar en el que nos tienen, y está bien", expresó. "Creo que yo también lo haría, con todo el dinero que se gastaron en Boston, Toronto y Nueva York. ¿Pero saben qué? La forma en que nosotros lo hacemos es mucho más divertida".

Casi todo mundo conoce la forma en que operan los Orioles. La defensa es prioridad, han tomado ventaja de su estadio propenso a los cuadrangulares, han descubierto a jugadores por quienes otros daban poco y han armado un sólido -aunque sin superestrellas - cuerpo de pitcheo.

Las gran pregunta de cara a la temporada del 2015 es, ¿qué tanto beneficio de la duda merece Baltimore en cuanto a los precedentes - uno de los comodines en 2012, récord ganador en 2013, y se llevó el título por amplio margen en el Este de la L.A. en 2014?

Aquí dice que los Orioles merecen mucho.

Los Orioles lo han hecho en el pasado, y este año me atrevería a decir que podrían hacerlo de nuevo - especialmente en una División Este de la L.A. en la que cada equipo tiene al menos una gran interrogante.

Si se pensaba que la llegada a la Serie de Campeonato de la Liga Americana el año pasado daría lugar a una serie de contrataciones de peso en la agencia libre este invierno, esa creencia se dispersó rápidamente. Y la extraña situación con Dan Duquette - resuelta de momento, pero no necesariamente de manera permanente, por parte de los Azulejos de mantener a Paul Beeston como su presidente y director general para el 2015 - fue una distracción que hizo aun más preocupante la inactividad de los Orioles.

El dominicano Nelson Cruz obtuvo un jugoso contrato por cuatro años en Seattle, y Nick Markakis - un pelotero que parecía se quedaría en Baltimore durante toda su carrera - también firmó un pacto por cuatro temporadas con los Bravos. Para empeorar más el asunto, el aclamado relevista zurdo Andrew Miller no sólo partió, sino que firmó por los rivales en el Bronx. El zurdo también obtuvo un contrato de cuatro campañas.

A pesar de ello, los Orioles tuvieron un receso de temporada bien tranquilo. Y el hecho de que su nómina para el 2015 aumentará aun sin contar con estos tres jugadores es, a final de cuentas, la razón para la poca actividad.

Dicho esto, en cada uno de esos casos, existen causas legítimas de preocupación acerca de cómo esos contratos lucirán en su fase final.

"Ustedes saben cómo es esto", dijo Showalter. "Un equipo comprará cuatro [años] para obtener tres [buenos], o comprará cuatro para obtener sólo dos buenos. No podemos darnos el lujo de hacer eso. Firmamos a Darren O'Day a una extensión hace dos años, y todo mundo se preguntó por qué lo hicimos, pero ahora lo firmamos por un año más, y ha resultado una excelente maniobra para nosotros. Ese es el tipo de cosas que tenemos que hacer".

Este receso de temporada los Orioles no se animaron a realizar canjes o transacciones de peso, en cambio, hicieron maniobras de bajo perfil como el cambio por Travis Snider que de hecho es un poco intrigante. Snider no ha sido el jugador que se esperaba tras ser catalogado como uno de los mejores 10 prospectos del béisbol, pero su línea ofensiva de .288/.356/.524 en 188 turnos al bate después del receso por el Juego de Estrellas - combinado con los beneficios de jugar los partidos en casa en el Camden Yards vs. PNC Park - podría convertirlo en la siguiente maniobra inteligente de los Orioles.

"No le veo el lado negativo", indicó Showalter. "Es como obtener a un jugador joven a bajo costo con la opción para el próximo año. El muchacho tiene apenas 27 años de edad. Creo que sólo tendremos a un jardinero [Alex Hassan] más joven que él en los entrenamientos primaverales. Y [Snider] es bueno en la defensa. En nuestra situación, no podemos darnos el lujo de adquirir a un jugador que no pueda defender bien".

Claramente, mucha gente piensa que los Orioles no podrán defender su título del Este de la L.A. Por supuesto, mucha gente ni siquiera imaginó que lo ganarían. Si puedes creerlo, hace un año, las proyecciones de los Orioles por parte de PECOTA y ZIPs los tenían ganando muchos menos juegos de los que los tienen proyectados ahora mismo.

Entonces, démosle a los Orioles el beneficio de la duda. Veamos lo que Snider puede hacer. Hey, veamos lo que Hassan -un jugador que anduvo de arriba para abajo en la lista de waivers este invierno antes de aterrizar en Baltimore- es capaz de hacer (es fuerte en contra de lanzadores zurdos y se embasa con frecuencia.) Veamos crecer a Kevin Gausman y esperemos ver al aclamado prospecto derecho Dylan Bundy en Grandes Ligas. Veamos cómo el dominicano Ubaldo Jiménez responde, y no subestimemos lo que Chris Tillman, Wei-Yin Chen, O'Day, Tommy Hunter y Zach Britton pueden hacer. Veamos qué sorpresas nos tienen preparados estos Orioles del 2015.

Como lo dijo Showalter, "Hay un par de muchachos que vienen subiendo y que nadie conoce, quienes podrían convertirse en el próximo Steve Pearce".

Los Orioles nos han recordado en los últimos años que este juego no se trata de proyecciones, se trata de jugarlo. Y en lo que a mí concierne, los Orioles tienen mucho por jugar para tratar de repetir el banderín del Este de la L.A.