Luis González exaltado al Salón de la Fama Latino

Luis González exaltado al Salón de la Fama Latino

LA ROMANA, R.D. - Tres generaciones del Béisbol Latino Americano se unió el sábado por la noche en la quinta ceremonia anual de inducción del Salón de la Fama Latino, pero el evento lleno de estrellas fue algo especial para la organización de los D-backs, ya que Luis González fue inmortalizado en frente de familiares y amistades junto a otras cinco luminarias.

González, Cubano-Americano, se unió a Roberto Kelly (Panamá), Carlos Delgado (Puerto Rico), Ozzie Guillén (Venezuela), Nomar Garciaparra (México) y Pedro Martínez (República Dominicana) en una noche que nadie olvidará.

"Es un momento de orgullo, no sólo por el simple hecho de ser hispano pero para mis padres y abuelos, entrar representando a un país en donde nacieron," dijo González. "Tratas de jugar un juego para ganarte el respeto de tus compañeros y amigos y fanáticos pero cuando recibes un honor como este, es abrumador y conmovedor".

Si respeto era lo que buscaba González como jugador, fue evidente que se lo ganó con su forma de jugar y de la manera en que se comportaba fuera del terreno de juego durante una carrera de 19 años en Grandes Ligas. "Luis es la definición de todo un profesional," Garciaparra le dijo a al público durante su discurso de aceptación. "Él fue el mejor compañero de equipo y estoy orgulloso de entrar al Salón de la Fama con él".

González, quien actualmente se desempeña como Asistente Especial del Presidente y Director General de los D-backs, Derrick Hall, dijo que estuvo particularmente conmovido por el hecho de que tenía a sus dos familias allí - su esposa, Christine y trillizos Alyssa, Jacob y Megan al igual que una docena de representantes de los D-backs.

"Gonzo es una de las figuras más grandes en la historia de nuestra organización," Hall le dijo a la audiencia mientras presentaba al nuevo miembro del Salón de la Fama. "Es favorito de la afición. Jugó por seis equipos pero puso a los Diamondbacks en el mapa. Si hubiera un Salón de la Fama de humanitarismo, Gonzo estaría en él. Si hubiera un Salón de la Fama para los mejores compañeros de equipo, Gonzo estaría en él. Él es uno de los mejores individuos que ha vestido un uniforme de Grandes Ligas y ahora tendrá su legado consagrado para siempre".

Hasta el co-anfitrión de la noche, el ex manejador de Grandes Ligas Manny Acta elogió a su ex compañero de cuarto de liga menor, al igual que el hijo nativo de República Dominicana, Pedro Martínez, quien habló del éxito de González contra él en Grandes Ligas. El bateador zurdo bateó .388 con siete imparables de extra base y apenas siete ponches en 57 turnos contra Martínez, quien va rumbo a Cooperstown este verano junto a otra leyenda de los D-backs, Randy Johnson.

Pero el breve discurso de aceptación de González se centró más en los que vinieron antes que él, ayudando a abrir las puertas a los jugadores latinos y enseñándole a la generación más joven como jugar el juego con pasión y respeto. El evento estuvo lleno de leyendas del béisbol como Felipe Alou, Ozzie Virgil, Cookie Rojas, Vic Davalillo y Moisés Alou al igual que los contemporáneos actuales Carlos Beltrán, Johnny Cueto, Nelson Cruz y Ubaldo Jiménez. El Comisionado de MLB Rob Manfred también estuvo presente.

La próxima generación de talento de béisbol no se miraba muy lejos, tampoco. González disfrutó traer a su hijo, Jacob, a la academia de los D-backs en Boca Chica el sábado donde el promocionado jugador de segundo año de la Preparatoria Chaparral tuvo la oportunidad de trabajar junto a varios prospectos la misma mañana en la que su padre fue exaltado al Salón de la Fama.

"No tenía ni idea de la magnitud de esto," dijo González, que es apenas uno de 19 jugadores en la historia de Grandes Ligas con 2,500 imparables, 500 dobles, 350 cuadrangulares y 1,000 carreras remolcadas. "Ver a mi esposa e hijos entre todo el público y a tanta gente de los D-backs aquí en República Dominicana fue algo que siempre recordaré".