A Dominicana le costó caro la falta de bateo oportuno

SAN JUAN - Cuando los Gigantes del Cibao se acercaron a los Tomateros de Culiacán 5-4 en el marcador en el cierre del noveno inning de su semifinal de la Serie del Caribe el sábado, tenían corredor en tercera y un solo out.

Sin embargo, Luis Jiménez dio elevado corto que no empujó la carrera del empate y, cuando el siguiente bateador Alexi Casilla falló con rodado a segunda para ponerle fin al partido, los dominicanos completaron lo que para ellos fue una pésima actuación con corredores en posición de anotar durante el torneo.

"Mayormente, creo que fallamos los turnos grandes con hombre en tercera y menos de dos outs", dijo el manager de los Gigantes, Audo Vicente.

Esa parte se vio claramente en los dos partidos contra México el jueves y el sábado-con todo y la victoria de los quisqueyanos sobre los aztecas en el primer choque. Los números cuentan una historia bien clara sobre uno de los grandes motivos de las dificultades del equipo dominicano, que terminó su participación en San Juan 2015 con marca de 2-3.

Después de su victoria en su primer encuentro del evento, el martes sobre Cuba, los Gigantes batearon de 48-8 con corredores en posición de anotar en sus siguientes cuatro juegos. Inning tras inning, la representación dominicana desperdició oportunidades para anotar carreras.

"Al final del día no pudimos producir en las situaciones apremiantes", dijo Vicente.

En el partido del sábado, un costoso error en tiro de parte de Héctor Gómez en el segundo episodio le abrió el camino a Culiacán para anotar tres carreras. Los Gignates nunca llegaron a empatar las hostilidades y por tercer año consecutivo, un equipo dominicano fue eliminado por una escuadra mexicana.

Para Vicente, fue su segunda derrota como manager en un juego de vida o muerte ante México, ya que hace dos años en Hermosillo sus Leones del Escogido perdieron de manera dolorosísima ante los Yaquis de Obregón en un maratónico encuentro de 18 entradas.

"Eso es parte de la historia", dijo Vicente al tocársele el tema. "No hay nada escrito que diga a México vaya a eliminar a Dominicana. Hay situaciones en las que tú enfrentas a un equipo y le ganas con facilidad por alguna razón. El béisbol es impredecible".