Todo un éxito la graduación de los D-backs en R.D.

Todo un éxito la graduación de los D-backs en R.D.

BOCA CHICA, República Dominicana - En una escena muy parecida a las que se ven en las Preparatorias Horizon o Chaparral, algunos de los mejores jugadores del área vistieron togas negras y arrojaron el birrete al aire el día de graduación.

Sólo que estos jugadores vestían uniformes de los D-backs debajo de su toga y la ceremonia se llevaba acabo en la línea del jardín izquierdo en la academia de Arizona en la República Dominicana.

Era una escena emocional el viernes cuando los primeros cinco graduados del programa de educación único de los D-backs obtuvieron sus diplomas en frente de amistades, familiares y un contingente de ejecutivos de alto nivel del equipo.

"El momento en que entraron a la ceremonia se podía ver que estaban sonriendo con orgullo, igual que nosotros," dijo el Presidente y Director General de los D-backs, Derrick Hall. "Es tan inspirador e impresionante y esperamos que motive al resto de nuestros jugadores hacer lo mismo."

Uno de los graduados, el talentoso prospecto y jugador de cuadro, Fernery Ozuna, habló de parte de sus compañeros de equipo y señaló el altísimo porcentaje de jóvenes dominicanos que se van de sus hogares a jugar béisbol y nunca regresan a terminar la preparatoria.

"Este es un día muy especial," dijo Ozuna mientras el público de más de 100 personas se puso de pie a vitorear. "Sé que a veces podemos molestar a nuestros maestros con nuestra disciplina pero sin ellos esto no sería posible. Es increíble seguir nuestros sueños fuera del terreno de juego y continuar jugando béisbol."

Además de los graduados que recibieron sus diplomas de preparatoria, más de una docena avanzaron a un nivel más alto de enseñanza con algunos alcanzando el equivalente de octavo grado y otros entrando a su último año de preparatoria.

"Esto es sólo el principio," dijo el Vicepresidente de Operaciones de América Latina Junior Noboa mientras recordaba cuando por primera vez habló de tal programa en 1995. "Estoy muy orgulloso de formar parte del mejor programa de educación en todo el béisbol, sin duda alguna. En los próximos años vamos a ver como vamos a graduar a más jugadores."

Noboa le dio crédito a la Vicepresidenta Sr. de Recursos Humanos, Marian Rhodes y al ejecutivo de operaciones de béisbol Hatuey Mendoza por crear el programa por medio de CENAPEC y les dio las gracias al dueño mayoritario del equipo, Ken Kendrick y a Hall por su previsión en permitir que sucediera.

Hubo dos ausencias notables en la gradución, pero con buena razón. El Vicepresidente Sr. de Operaciones de Béisbol De Jon Watson estaba en la isla, pero no pudo asistir a la ceremonia por que estuvo presente en una sesión de entrenamiento con el cotizado cubano, Héctor Olivera.

Otra personalidad de los D-backs muy conocida, el coach de ligas menores Audo Vicente, estaba ocupado guiando a su equipo de Béisbol Invernal en la anual Serie del Caribe que se está llevando acabo a 250 millas al este en Puerto Rico.

Pero nada pudo parar la celebración del día. Para Hall, la ceremonía fue la culminación de una promesa que le hizo hace varios años al Presidente de la República Dominicana Danilo Medina. Hall reiteró el compromiso con el público el viernes mientras alentaba aquellos jugadores que no llegan a las Grandes Ligas que regresen a sus lugares de origen y sigan su pasión, y se conviertan en hombres de negocios, banqueros, maestros o políticos.

"A los padres de los graduados - gracias por confiar en nosotros con sus muchachos," el dijo. "Invertimos en ellos en el campo, pero aún más importante, fuera del terreno de juego.

Nos sentimos orgullosos de mirarlos a los ojos prometiéndoles una educación. Es una responsabilidad muy fuerte la que sentimos para desarrollarlos en los hombres finos fuera del terreno de juego."