Gil aboga por ajustes como el usado vs. Gigantes

SAN JUAN - En los últimos años se ha puesto de moda el famoso shift, o ajuste defensivo en el cuadro interior contra los bateadores con historial de halar mucho la bola.

En dicha estrategia, el manager pone tres infielders de un lado del cuadro, para combatir las tendencias de ciertos bateadores.

El nuevo piloto de los Cachorros, Joe Maddon, con mucha frecuencia implementó el ajuste cuando dirigía a los Rays. Bateadores zurdos como el dominicano David Ortiz y el mexicano Adrián González han sido blancos de la estrategia como bateadores zurdos con tendencia a halar la bola al lado derecho del cuadro.

El jueves por la noche durante la Serie del Caribe, se vio otra clase de ajuste defensivo, cuando el manager de los Tomateros de Culiacán, el ex ligamayorista Benjamín Gil, colocó cinco infielders en el cuadro con apenas dos jardineros. En ese momento bateaba Maikel Franco de los Gigantes del Cibao con corredores en primera y tercera y el marcador 2-1 a favor de los mexicanos, con un out en el cierre de la novena entrada.

Franco se ponchó y, después de su turno, Gil volvió a una defensa tradicional contra los dominicanos. Al final reaccionaron los Gigantes en ese mismo inning para ganar por 3-2.

"Hay una razón por la que lo hacen en Grandes Ligas", dijo Gil, quien guió a los Tomateros a la corona de la Liga Mexicana del Pacífico en su primera temporada como capataz del equipo y ahora va por un título de la Serie del Caribe. "No contamos con los recursos (de datos) que tienen los equipos de las Mayores, pero sí tenemos scouteo y patrones documentados.

"Es un poco más difícil (decidir hacer el ajuste) sin toda la información que ellos tienen, pero hemos sido bastante exitosos con eso".

Efectivamente, en la temporada 2014-15 Gil utilizó la estrategia varias veces, lo cual era una especie de novedad en la LMP.

"Es bastante raro. Nadie lo hacía", afirmó el dirigente. "Sé que la gente me miró raro cuando empecé a hacerlo en la pretemporada".

Gil, manager joven a sus 42 años, aboga por un mayor uso de datos avanzados en México.

"El juego está evolucionando en México", dijo el tijuanense. "Para el desarrollo del béisbol mexicano, lo correcto sería empezar a usar los datos y los análisis".