Audo Vicente quiere completar la misión en la S.C.

SAN JUAN - A sus 35 años de edad, Audo Vicente ya lleva casi una década orientando a los peloteros jóvenes como coach y manager, dentro de la organización de los Diamondbacks de Arizona y en la Liga Dominicana.

En la pelota invernal de su país, el dominicano ha ganado dos campeonatos en partes de tres temporadas. Su primer título fue con los Leones del Escogido en el 2012-13, campaña en la que llegó bien cerca de coronarse manager campeón de la Serie del Caribe. Este año llevó a los Gigantes del Cibao al primer título en la historia de dicha franquicia y, luego de la victoria de Dominicana sobre México el jueves, sus pupilos disputarán una de las semifinales de la Serie del Caribe 2015.

"El trabajo que hemos venido realizando nos ha ido gratificando poco a poco", le dijo Vicente a LasMayores.com. "Creo que la clave para triunfar es trabajar, trabajar, y que Dios nos bendiga siempre con tener equipos que de verdad puedan competir y luchar en el terreno de juego".

En un principio pupilo de Junior Noboa, quien lo firmó como jugador en la década de los 90 para los mismos Diamondbacks y le abrió camino hacia el dugout como coach y manager, Vicente cree que su juventud y su formación le facilitan la comunicación con los peloteros bajo su mando.

"Creo que una buena comunicación es parte del éxito", dijo Vicente, quien fungirá como roving instructor (instructor de sucursal en sucursal) en el sistema de los Diamondbacks para el 2015. "Uno puede comunicarse bien con sus jugadores. Si alguien no está contento o satisfecho, tú le abres la puerta de tu oficina. De hecho, yo nunca cierro la puerta de mi oficina y siempre estoy disponible para ellos".

A nivel individual como manager, Vicente quiere sacarse la espinita de haber perdido de manera bien dolorosa la Serie del Caribe del 2013, su primera como dirigente. Sus Leones, después de ganar la ronda regular dentro del nuevo formato del torneo, perdieron un juego maratónico de 18 entradas en el Estadio Sonora de Hermosillo en una final de vida o muerte.

"Nuestra primera experiencia en lo que fue Serie del Caribe como dirigente fue una gran batalla", contó Vicente. "Dios me dio otra oportunidad para estar aquí. Venimos con toda la intención de alcanzar esa meta".