Víctor Martínez será operado por lesión en una rodilla

Víctor Martínez será operado por lesión en una rodilla

DETROIT -- Cuando Víctor Martínez se lastimó la rodilla izquierda cuando se entrenaba en sus vacaciones hace tres años, los Tigres de Detroit respondieron con la adquisición de Prince Fielder.

Ahora, un fichaje de ese tipo en la agencia libre se antoja como poco probable. Pero los Tigres confían que la más reciente lesión de Martínez no sea tan seria.

"No es la misma lesión, pero sigo conteniendo la respiración", dijo el mánager de los Tigres, Brad Ausmus.

El equipo informó que Martínez se rompió el menisco medio de la rodilla y será operado el martes por el doctor James Andrews en Pensacola, Florida. Los Tigres señalaron que en ese momento darán más información.

Detroit no dio un plazo para el regreso de Martínez. El estelar bateador designado se perdió toda la temporada de 2012 tras lastimarse la misma rodilla.

Martínez bateó .335 con 32 jonrones y 103 remolcadas en 2014, campaña en la que quedó segundo en la votación del Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Tras declararse agente libre al término de la temporada, los Tigres le otorgaron un contrato por cuatro años y 68 millones de dólares.

Martínez es uno de los pilares de un equipo de Detroit que aspira a conquistar por quinto año seguido el título de la división Central de la Americana. Pero la dolencia podría poner en aprietos a los Tigres en caso que si el pelotero de 36 años acabe perdiéndose un significativo número de juegos al inicio de la temporada.

El gerente general Dave Dombrowski señaló que la lesión no altera los planes de Detroit para la inminente pretemporada, al menos por ahora.

"No contemplamos cambios en nuestros planes en este momento", dijo Dombrowski en un correo electrónico. "Vamos a evaluar la situación tras la cirugía".

Cuando Martínez se lesionó en 2012, los Tigres respondieron el 26 de enero con el fichaje de Fielder, por 214 millones de dólares y nueve años. Esta lesión ha ocurrido en una fecha más adelantada del receso de invierno y ya casi no hay opciones de bateadores de poder disponibles en el mercado de agentes libres.

Previo a la campaña de 2012, Martínez se rompió el ligamento cruzado anterior, además de pasar por el quirófano para reparar los meniscos del medio y lateral. El doctor Richard Steadman se encargó de las cirugías.

Aun cuando esta lesión sea menos severa, no deja de ser un golpe para un equipo cuya hegemonía en la división es cada vez más precaria. Acaban de perder a Max Scherzer, el ganador del Cy Young de 2013, al firmar como agente libre con Washington. Y su estelar artillero Miguel Cabrera se recupera de una cirugía en el tobillo derecho.

Durante el receso, Detroit reforzó su ofensiva mediante el canje en el que enviaron al pitcher derecho Rick Porcello a Boston por el jardinero cubano Yoenis Céspedes. Los Tigres también confían en que el jardinero J.D. Martínez repita su buena temporada previa, en la que sacudió 23 jonrones en 123 juegos.

Pero el combo Cabrera-Víctor Martínez es esencial para la producción de carreras del equipo, a menos de dos semanas para el arranque de los entrenamientos de primavera, y se duda que ninguno pueda estar en plenitud física.

Ausmus señaló que la posición de bateador designado no será un problema. Los Tigres siempre podrán colocar a otro toletero como Céspedes o J.D. Martínez en ese puesto, lo que abriría espacio para otro jardinero en la alineación titular.

Mucho dependerá de la salud de Cabrera. Si necesita ser utilizado como bateador designado o si está completamente ausente, Detroit necesitará de alguien que juegue la primera base, donde Víctor Martínez ha actuado ocasionalmente en años pasados.

Ausmus dijo que el receptor Alex Ávila podría pasar algún tiempo en la inicial en la primavera, y el infielder Andrew Romine también podría cubrir la primera almohadilla.

"En cuanto a la primera base, estamos un tanto en situación de espera", comentó Ausmus.

Así que los Tigres aguardarán hasta que Martínez entre al quirófano, y hasta que sepan más -- probablemente en el próximo par de semanas -- sobre la prognosis de Cabrera. Entonces conocerán mejor su situación.

"Uno intenta sacar el mayor provecho", comentó Ausmus.