Rangers cautelosos con la rehabilitación de Profar

Rangers cautelosos con la rehabilitación de Profar

FRISCO, Texas -- Jurickson Profar tiene una meta bien clara para los entrenamientos del 2015.

"Simplemente jugar en todos los partidos", dijo el infielder de los Rangers.

Pero, ¿se lo permitirá el equipo dado que el curazoleño se estará rehabilitando del hombro derecho?

"No lo creo", expresó Profar con la sonrisa de siempre. "Pero estaré listo para lo que me pidan".

Texas quiere ver completamente recuperado a Profar, cuya situación fue sumamente frustrante para el club en el 2014. Por lo tanto, no existe ni una remota posibilidad de que vea acción en todos los juegos de pretemporada.

"Pasos pequeños", manifestó el gerente general de los Rangers, Jon Daniels. "Serán los preparadores físicos quienes decidan cuándo puede dar el siguiente paso".

Ahora mismo, Profar está limitado a hacer tiros suaves a 75 pies de distancia. Los Rangers esperan que pueda empezar dar swings cuando arranquen los entrenamientos.

"Comenzará a batear", declaró Daniels. "Tendrá turnos al bate antes de que vea acción en un juego como torpedero. A estas alturas no quiero fijar una fecha. Lo que esperamos es que esté listo para que ser parte del equipo grande para el inicio de la temporada regular y de ahí partiremos. Eso es lo que anticipamos aunque no juegue en el campo corto todos los días y tenga que fungir como bateador designado. Avanzaremos con cautela. En estos momentos está saludable y queremos que siga así".

Texas avanza con tanta cautela que Profar se ha tenido que someter a análisis de resonancia magnética cada tres semanas con el fin de ver cómo va progresando el hombro. Esa quizás fue la lección que aprendieron los Rangers la temporada pasada, cuando se suponía que Profar sería el intermedista titular del club luego de que Ian Kinsler fuese enviado a los Tigres a cambio de Prince Fielder. En lugar de eso, Profar se perdió todo el año debido a problemas persistentes en el hombro derecho.

Profar se lastimó el hombro el invierno pasado y llegó a los entrenamientos con lo que fue diagnosticado como tendinitis. Los Rangers trataron de ser cautelosos, pero a finales de los entrenamientos, Profar sufrió un desgarre en un músculo del hombro y se esperaba que estuviera fuera de acción de 10 a 12 semanas.

Luego se volvió a lastimar en mayo durante los entrenamientos extendidos en Arizona y su temporada prácticamente llegó a su fin.

"Estaba jugando, pero no me sentía bien", señaló Profar. "Despertaba en la madrugada y sentía dolores. Dolores terribles".

Profar tuvo otro contratiempo en septiembre que descartó cualquier posibilidad de jugar en la pelota invernal para recuperar el tiempo perdido.

Profar y los Rangers esperan que los problemas del hombro ya sean cosa del pasado.

"El hombro ya está bien", dijo Profar. "Todo el invierno me he sentido bien y no he tenido problema alguno".

El futuro de Profar luce incierto. En el mejor de los casos, habría recuperado su fuerza para cuando concluyan los entrenamientos y estaría jugando como torpedero titular en Triple-A Round Rock. Un puesto al nivel de Grandes Ligas es poco probable por ahora. Los Rangers tienen al venezolano Elvis Andrus en el campo corto y a otro venezolano, Rougned Odor, en la segunda base y cuentan de Adam Rosales como utility del cuadro interior.

Texas no sometería a Profar a la presión de jugar posiciones diferentes de manera inconsistente. Rosales se puede encargar de eso, y el veterano Ed Lucas, quien ha sido invitado a los entrenamientos del equipo grande, representa otra opción.

Si Profar logra comenzar la campaña jugando a diario en Round Rock, sería un éxito. Una mayor victoria sería que pudiera recuperar el nivel que lo hizo uno de los mejores prospectos de Grandes Ligas hace dos años.

Eso quizás esté en veremos, pero Profar no lo ve de esa manera. De hecho, sigue sonriendo y se mantiene optimista de que volverá mejor que antes.

"Sólo véanme jugar", expresó Profar. "Ya verán".