México prolongó el dolor cubano en Series del Caribe

México prolongó el dolor cubano en Series del Caribe

SAN JUAN -- Después de decepcionar a todos con la participación de Villa Clara en la Serie del Caribe del 2014-la primera de Cuba en la segunda etapa del evento-la dirigencia del béisbol de dicho país envió un total de 16 refuerzos para buscar mejores resultados en San Juan 2015.

Con nombres como Yulieski Gourriel, su hermano Lourdes, Alfredo Despaigne y Frederich Cepeda, entre otros, se suponía que los Vegueros de Pinar del Río exhibirían más trueno que hace un año en Isla de Margarita, Venezuela, donde Villa Clara perdió cuatro de sus cinco compromisos.

Sin embargo, la primera intervención del equipo cubano en el Estadio Hiram Bithorn el lunes dejó bastante que desear en cuanto a bateo se refiere contra los Tomateros de Culiacán (México), que derrotó por 2-1 a los dirigidos por Alfonso Urquiola.

"Si tú ves el roster de nosotros, es un equipo bien ofensivo", comentó Urquiola al hablar de los nombres en el plantel de Pinar del Río para esta serie. "En la pelota a veces las cosas no se dan como tú quieres, sino como se te dan en el terreno. Lógicamente, esperamos más del equipo".

El lunes, los cubanos conectaron seis hits pero pudieron aprovechar para anotar una sola vuelta ante un pitcheo de México que incluyó al abridor Anthony Vásquez, Terrance Marín, Héctor Rodríguez y el veteranísimo Oscar Villarreal.

"Los pitchers de México tuvieron buena localización, buen control", reconoció Urquiola. "En el béisbol se ganan y se pierden los juegos en el terreno, no en los rosters. Es un roster muy bueno pero si no ejecutan en el terreno, es igual que como si no lo tuviera".

De su lado, Benjamín Gil, manager debutante con los Tomateros en el 2014-15, se expresó contento pero cauteloso a la hora de predecir lo que puede esperarle a su equipo para el resto de la serie.

"Fue un juego bastante difícil, bien jugado por ambos equipos", dijo Gil. "Hubo un pitcheo excelente de los dos equipos. Me gustaría ganar todos los partidos. Fue apenas el primero".

El pitcheo de México, y en especial el relevo, se perfilaba como un fuerte del equipo para este Clásico Caribeño. Efectivamente, el lunes se vio claramente ese aspecto del juego de parte de los Tomateros. Los brazos de Culiacán esparcieron seis hits y el bullpen permitió uno solo en cuatro innings para preservarle la victoria a Vásquez. Villarreal se adjudicó el salvamento al retirar a los últimos dos bateadores del partido.

"Si algo habla de México es el balance que trae toda la liga (del Pacífico). Venimos a ganar el torneo de la manera que sea necesaria", dijo Gil. "Tenemos un roster de jugadores que están hechos para jugar un buen béisbol. En el pitcheo, cada quien sabe lo que se le va a pedir y están preparados".