Gil pretende llevarle otro título caribeño a México

Gil pretende llevarle otro título caribeño a México

SAN JUAN -- Para Benjamín Gil, la meta primordial en su primera temporada al frente de los Tomateros de Culiacán era traer la corona de la Liga Mexicana del Pacífico de regreso a dicha ciudad por primera vez en 11 años.

Misión cumplida, con la victoria del equipo en cinco partidos sobre Charros de Jalisco en la serie final. Ahora para Gil y sus pupilos, el objetivo es ponerle el toque final a una exitosa campaña del 2014-15 con un triunfo en la Serie del Caribe.

"Nunca pensé en lo de la Serie del Caribe", le confesó Gil a LasMayores.com en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan, donde su equipo ganó el primer partido del evento por 2-1 sobre el Pinar del Río de Cuba. "Desde el momento en que me llamaron para ser dirigente, pensé en ganar el campeonato (en la Liga del Pacífico), entregarme y que los jugadores se pusieran mentalmente preparados para ser campeones.

"Obvio que el que queda campeón viene a la Serie del Caribe. Pero el enfoque fue únicamente en el décimo campeonato de la franquicia. Creo que eso se transmitió bastante bien a los jugadores y el enfoque fue espectacular de parte de ellos".

Gil es parte de lo mejor que tienen los Tomateros en su historia. Fue integrante de los campeones de 1996 y del 2004 del equipo, además de ser figura clave de la edición que sorprendió a todo el mundo al derrotar a la versión "Dream Team" de la República Dominicana en aquel 1996, precisamente en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo.

Para Gil, ese pedigrí le hizo más fácil el trabajo como manager en este invierno.

"Eso fue algo que se me facilitó hablar con los jugadores, lo que significaba el ganar un campeonato en Culiacán", explicó Gil, quien bateó .237 en una carrera de ocho años en Grandes Ligas-trayectoria que incluyó un anillo de Serie Mundial con los Angelinos en el 2002. "Del roster de los jugadores, nadie estaba el beis la última vez que fuimos campeones en el 2004. "Entonces, fue fácil explicarlo y fácil convencerlos de la importancia que se le da al equipo cuando queda campeón".

Los resultados están ahí. Culiacán pretende seguir con el buen impulso iniciado en la postemporada del Pacífico y alcanzar la gloria, para así llevarse lo que sería para México su cuarto título del Clásico Caribeño en los últimos cinco años.

"Estoy muy entusiasmado por la oportunidad de venir para México en mi primer año como dirigente", comentó el ex infielder. "Traemos un tremendo equipo, un equipo muy entregado. Creo que eso en gran parte es la razón por la cual estoy aquí, más que nada por los jugadores y el desempeño que tuvieron dentro del terreno de juego.

"Venimos a ganar el campeonato, sin duda alguna".