Calientan motores en el Hiram Bithorn para la S.C.

Calientan motores en el Hiram Bithorn para la S.C.

SAN JUAN -- Los Cangrejeros de Santurce son el equipo puertorriqueño más ganador en la historia de la Serie del Caribe. Y aunque el Clásico Caribeño del 2015 será en parte una celebración del 20 aniversario del "Dream Team" boricua de 1995, la afición de la Isla del Encanto deposita sus esperanzas en los Cangrejeros para romper una sequía de 15 años sin un triunfo de Puerto Rico en el torneo.

Eduardo Pérez, integrante del último campeón boricua en el clásico caribeño con los Cangrejeros en el 2000, ahora dirige a un club de Santurce que va por su sexta corona de por vida, incluyendo la primera y la segunda etapa.

"Mucha gente habla del Dream Team, pero el equipo en el que estuve lo ganó todo con un equipo balanceado y con química", dijo Pérez. "Tendremos que volver a contar con eso para ganar este año".

Los Cangrejeros, equipo anfitrión en el estadio Hiram Bithorn de San Juan en la serie a celebrarse del 2 al 8 de febrero, pretenden revivir el calor por el béisbol en la Isla del Encanto. Puerto Rico ha contado con apenas dos campeones del evento en los últimos 20 años: El Santurce del 2000 encabezado por el JMV José Cruz Jr. y aquella edición estelar del "Equipo de Ensueño" de 1995, los Senadores de San Juan, que precisamente serán homenajeados el martes.

Una mezcla de juventud y veteranía marca el roster de la novena puertorriqueña en San Juan 2015. Nombres como Joel Piñeiro, Rubén Gotay y René Rivera representan la camada de experiencia. Del otro lado, el cotizado prospecto de los Cachorros de Chicago, Javier Báez, es la figura de más cartel entre los jóvenes del equipo. También se encuentran Neftalí Soto (Rojos de Cincinnati), Robert Andino (varios años en Grandes Ligas, mayormente con los Orioles) y Anthony García, siendo éste último el Jugador Más Valioso del torneo del 2014-15 en Puerto Rico.

"Queremos devolver esa tradición ganadora (al Hiram Bithorn)", comentó Pérez.

Otro equipo tradicional de las ligas invernales, los Tomateros de Culiacán, regresan a la Serie del Caribe después de 10 años de ausencia. Dirigidos por el ex ligamayorista Benji Gil, la representación mexicana tratará de ganar lo que sería la cuarta corona en cinco años para su país, un éxito sin precedente para la Liga del Pacífico. Después de apenas tres títulos desde su integración al evento para la segunda etapa en 1970 hasta el 2001, equipos mexicanos han conquistado cinco Series del Caribe desde el 2002. Y en los últimos cuatro años, los Yaquis de Obregón (2011 y 2013) y los Naranjeros de Hermosillo (2014) han hecho de México un hueso duro de roer en la historia reciente del Clásico Caribeño.

Juan Delgadillo, héroe del montículo por México hace un año en Margarita 2014, repite en la escuadra azteca como abridor. Precisamente es el pitcheo que sería clave para los Tomateros, con una rotación encabezada por Delgadillo y un profundo bullpen.

"Los equipos que representan a México compiten con la intención de ganar la Serie del Caribe", comentó Gil, torpedero de la edición de los Tomateros que ganó el evento en 1996 en Santo Domingo. "Vamos con la meta de ganar".

Hablando de Santo Domingo, los dominicanos van representados por primera vez por los Gigantes del Cibao, equipo que conquistó este año su primer título en Quisqueya. Bajo la tutela del manager Audo Vicente, los Gigantes sentirán la ausencia de los toleteros Carlos Peguero, Jean Segura y Moisés Sierra. Pero sigue en el equipo el joven Maikel Franco, incontenible en la postemporada en Dominicana. Y con otras figuras como Jonathan Villar, Luis Jiménez y Alexi Casilla-todos con variada experiencia en Grandes Ligas-los dominicanos vuelven a ser fuertes contendientes para ganar lo que sería su 20mo campeonato en Clásicos Caribeños.

Del lado de Venezuela, los Caribes de Anzoátegui llegan a San Juan contando con nombres conocidos como Oswaldo Arcia y Alexi Amarista, además de José Castillo, Niuman Romero y Balbino Fuenmayor. Diferente a otros equipos en el torneo, los dirigidos por Omar López van con casi todo su plantel que ganó la segunda corona del equipo en la LVBP.

Los Caribes estarán buscando su primer campeonato en la Serie del Caribe, lo que sería el primero para Venezuela desde el 2009.

Un caso a seguir una vez más, por supuesto, es el de Cuba. En su primera participación en la Serie en la segunda etapa en el 2014, los cubanos decepcionaron en grande al llevarse una sola victoria en cuatro juegos.

Esa edición de Cuba fue Villa Clara. Ahora va un equipo de Pinar del Río bien reforzado con figuras como Yulieski Gourriel, su hermano Lourdes, Alfredo Despaigne, Héctor Mendoza, Frederich Cepeda, Freddy Asiel, Yosvani Torres y Norge Luis Ruiz.

Los pupilos de Alfonso Urquiola pretenden demostrar que lo ocurrido en el 2014 no fue una auténtica representación de la calidad en la Serie Nacional. Los cubanos buscan lo que sería la octava corona para el país y, por supuesto, su primera desde el inicio de la segunda etapa del torneo.