Los Nacionales lucen como un equipo bien completo

Los Nacionales lucen como un equipo bien completo

Poco después de agregar a Max Scherzer a la rotación, los Nacionales llenaron el único hueco que les quedaba de cara a los entrenamientos al firmar al ex cerrador de los Azulejos, Casey Janssen.

Evaluemos el roster de Washington ahora mismo. Luce mejor que el equipo que encabezó la Liga Nacional con 96 victorias en el 2014, en gran parte porque Scherzer ha reforzado lo que ya era una gran rotación.

Los capitalinos son un equipo completo, sin hueco alguno. Definitivamente echarán de menos a Adam LaRoche, pero no había forma de retener sus servicios con Ryan Zimmerman firmado hasta el 2019 y teniéndose éste que trasladar a la primera base.

El gerente general Mike Rizzo tampoco iba a renovar con el relevista dominicano Rafael Soriano, quien tiene 35 años de edad y perdió el rol de cerrador el año pasado. Pero sí fue algo sorprendente que canjeara al preparador de mesa Tyler Clippard para adquirir a Yunel Escobar desde Oakland con el fin de que el cubano defienda la segunda base.

Soriano, Clippard y el zurdo Ross Detwiler, quien fue enviado a los Rangers, se combinaron para 186 presentaciones y 195.1 innings de labor en el 2014 como integrantes de un bullpen de los Nacionales que terminó en el segundo lugar del Viejo Circuito en efectividad.

Ningún relevista de Washington lució más en el 2014 que Drew Storen, quien registró promedio de carreras limpias de 1.12 y se adueñó del rol de taponero. Pero el diestro malogró un rescate en el Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Gigantes, camino a lo que fue una derrota de Washington en 18 innings. Los Nacionales terminaron perdiendo la serie en cuatro partidos.

Storen tiene 27 años de edad y se encuentra en su mejor momento como pitcher. Se le conoce por su fortaleza mental. Pero nunca se sabe cómo un pelotero va a reaccionar tras semejante contratiempo. Por lo tanto, Rizzo estaba consciente de que no solamente necesitaba a alguien para reemplazar a Clippard, sino también para asumir el rol de taponero de ser necesario.

Janssen, quien ha pasado toda su carrera como ligamayorista con los Azulejos, encaja perfectamente. Firmó un contrato de un año con Washington que le garantiza US$5 millones e incluye una opción para el 2016 que podría aumentar el valor del pacto a US$10.5 millones.

Janssen ha logrado 81 rescates en 91 oportunidades en las últimas tres temporadas. Aunque el diestro tiene 33 años de edad, Toronto ha hecho buen trabajo a la hora de proteger a sus pitchers. Janssen ha promediado 56 presentaciones en cada una de las últimas cinco campañas, mientras que los cuatro relevistas principales de los Nacionales lanzaron en 64 encuentros o más el año pasado bajo el mando del capataz Matt Williams.

No sería sorpresa alguna que Williams usara a Janssen más de 60 veces en el 2015, a pesar de que el veterano sólo ha alcanzado esa cifra dos veces en sus ocho años como ligamayorista. No obstante, Williams y el coach de pitcheo de Washington, Steve McCatty, se divertirán armando el bullpen en los entrenamientos y durante la primera mitad de la temporada.

Washington cuenta con varias opciones interesantes. La más obvia es el derecho Aaron Barrett, quien limitó a los bateadores contrarios a un promedio de .220 el año pasado con su recta y su slider.

También está por verse cómo Williams manejará una rotación profunda que cuenta con seis brazos. Si todo el mundo se mantiene saludable, es posible que Tanner Roark, quien sumó 15 victorias en el 2014, se traslade al bullpen como relevista largo. Pero, con Scherzer, Stephen Strasburg, Jordan Zimmerman, Doug Fister y Gio González en la rotación, ¿con qué frecuencia necesitará Williams acudir a un relevista largo?

Entre esos cinco muchachos, tuvieron 105 aperturas de calidad el año pasado.

Craig Stammen y Blake Treinen - este último también es capaz de fungir como abridor - le brindan profundidad a Washington en cuanto a brazos derechos se refieren. Los veteranos Matt Thornton y Jerry Blevins son opciones zurdas. Los Nacionales también les darán oportunidades a Heath Bell, el boricua Manny Delcarmen y Evan Meek.

A diferencia de Janssen, Bell, de 37 años de edad, tuvo cargas pesadas en los Padres -- donde fungió como preparador de mesa de Trevor Hoffman y luego como cerrador -- y también en Miami. Aunque no ha sido ni la sombra del lanzador que era, Bell espera recuperar algo de su magia y es lo suficientemente ambicioso como para creerse capaz de ayudar a un equipo de los Nacionales que está armado hasta los dientes.