Los Orioles darían la pelea en el 2015, pese a todo

Los Orioles darían la pelea en el 2015, pese a todo

Buck Showalter ofreció una perspectiva singular al aceptar el premio al Manager del Año 2014 en la Liga Americana la semana pasada.

"Esto en verdad le corresponde al dirigente cuyo equipo gane más juegos de los que estaba supuesto a ganar", expresó el capataz de los Orioles.

Hay gente sensata que no estaría de acuerdo, pero en fin.

"Es precisamente por eso que es difícil ganar [este galardón] en años consecutivos", agregó Showalter. "Pero veo que algunas personas nos proyectan como sotaneros este año".

Eso a Showalter le encanta. Lo repetirá una y otra vez. Se asegurará de que sus jugadores estén conscientes de ello. Este ha sido un tema recurrente con Baltimore.

Cuando sus Orioles amarraron el título del Este de la Americana el año pasado, el jardinero central Adam Jones comentó, "Estoy seguro de que mucha gente aún no cree que seamos capaces de esto".

Showalter y Jones son dos de las figuras que han ayudado a resucitar a una gran franquicia. Los Orioles han sumado 274 victorias de temporada regular en las últimas tres campañas, tramo en el cual han clasificado para los playoffs dos veces. Los Atléticos (278) son el único equipo del Joven Circuito que ha logrado más triunfos en dicho período.

No obstante, los Orioles han tenido un invierno difícil y según algunas proyecciones, terminarán últimos en el Este de la Americana.

Baltimore tampoco era la apuesta más popular en su división en el 2014. Y por lo general es difícil hacer pronósticos con respecto al Este de la Americana. Ahora mismo, los Medias Rojas se perfilan como los favoritos para dar otro salto del sótano a la cima.

El gerente general de los Medias Rojas, Ben Cherington, agregó al dominicano Hanley Ramírez, al venezolano Pablo Sandoval, Rick Porcello, Justin Masterson, Wade Miley y Robbie Ross Jr. a un núcleo que ya sabía ganar.

Por su parte, los Azulejos lucen como un mejor equipo ahora tras agregar al antesalista Josh Donaldson y al receptor Russell Martin. Los Rays quizás tengan el mejor pitcheo de la división y si CC Sabathia y Mark Teixeira aportan y se mantienen en salud, los Yankees también podrían dar la pelea.

Entonces, ¿dónde encajan los Orioles tras perder al dominicano Nelson Cruz, Nick Markakis y Andrew Miller vía la agencia libre?

Pudo haber sido un invierno peor. Tras ser tomado en cuenta para la presidencia de los Azulejos, Dan Duquette parece estar listo para comenzar su cuarta campaña como gerente general de los Orioles.

En tres temporadas, Duquette ha hecho un trabajo estupendo y tiene un don para hallar peloteros productivos donde otros ni siquiera se molestan en buscar - el guadalajareño Miguel Ángel González en la Liga Mexicana del Pacífico y Steve Pearce, a quien reclamó en waivers.

La única pieza clave que ha agregado Duquette este invierno ha sido jardinero Travis Snider, a quien adquirió hace unos días en un canje con los Piratas.

La especialidad de Duquette ha sido la adquisición de jugadores desapercibidos y ya ha hecho varias adiciones de esa índole este invierno. Entre los nombres en el roster de 40 jugadores ahora mismo aparece el jardinero Alex Hassan, a quien los Atléticos reclamaron de la lista de waivers de los Medias Rojas a principios del receso de temporada. Cuando Oakland se vio obligado a hacer recortes en su roster, Baltimore reclamó a Hassan.

Hassan tiene 26 años de edad y ha agotado apenas ocho turnos al bate en Grandes Ligas. Pero lo que les llama la atención a los Orioles es que en las últimas dos temporadas de liga menor, el OPS (porcentaje de embasarse más slugging) del jardinero contra lanzadores zurdos ha sido de .927 y 1.034.

Duquette ve a Hassan capaz de llegar y competir por un puesto y quizás aportar como jugador de medio tiempo en la primera base, los jardines y como bateador designado. Él y Pearce podrían representar dos buenas opciones contra pitchers zurdos.

Con Snider y el dominicano Alejandro de Aza, los Orioles cuentan con un par de bateadores zurdos capaz de defender las esquinas de los jardines contra lanzadores derechos.

Nada de eso se compara con tener a Cruz en el lineup, pero podría resultar ser un grupo competitivo.

Los Orioles aún cuentan con una rotación bastante sólida encabezada por Chris Tillman. Aún tienen a Zach Britton en la parte trasera del bullpen. El tercera base Manny Machado, el inicialista Chris Davis y el receptor Matt Wieters estarán de regreso esta temporada. Ninguno de los tres vio acción en la recta final del año pasado.

Se trata de un enorme llegada de talento desde que terminó la postemporada. Pero Cruz llevó sus 40 jonrones a Seattle, Markakis firmó con los Bravos y Miller con los Yankees.

Ese trío fue clave para los campeones del Este de la Americana en el 2014. Luce poco probable que los Orioles del 2015 se acerquen a la edición del año pasada en carreras anotadas (705) ni en jonrones (211, la mayor cantidad de Grandes Ligas).

No obstante, es fácil tenerles fe a los Orioles porque dan la impresión de haber hecho más con menos que cualquier otro equipo.

Para Duquette, es una gran ventaja saber que su manager, Showalter, tiene pocos iguales cuando se trata de poner a un grupo de jugadores en posición de tener éxito. Ningún capataz es mejor en cuanto a manejar el clubhouse se refiere.

En resumidas cuentas, los Orioles han tenido buena vibra en las últimas tres temporadas. Han ganado. Serán un equipo distinto en el 2015, pero sería un gran error descartarlos.