Manfred tiene una visión clara del futuro del béisbol

NUEVA YORK - El primer día de Rob Manfred como Comisionado de Grandes Ligas comenzó con una realización sorpresiva.

"Realmente me costó trabajo asimilar que el proceso de transición había terminado", dijo Manfred la tarde del domingo. "Estoy bien emocionado. Lo único que me preocupa es que hoy es domingo, y no le veo mucho caso ir a la oficina".

El lunes por la mañana se reunirá con su personal para ponerse al día sobre sus labores y continuar planeando el resto del año. En cuanto a la transición, realmente no habrá mucha.

Fue electo como el 10mo Comisionado hace cuatro meses y medio, y durante ese tiempo ha puesto a su gente en su lugar y ha cristalizado sus propias ideas tras el retiro de Bud Selig, el cual se hizo oficial a la media noche del sábado.

"Con toda franqueza, algo bueno de esta transición es que le hemos estado dando vuelta a la página desde hace algún tiempo", expresó Manfred. "Tenemos un plan bastante bueno para el futuro".

Manfred también tiene una visión bien clara sobre el camino por el que desea llevar al béisbol y cómo lograrlo. El Comisionado de Grandes Ligas usa una docena de sombreros. Pero al final del día, todo se reduce a una sola cosa.

"Lo más atractivo es el juego en sí", dijo Manfred. "Es interesante que en la fiesta de despedida de Bud [en Phoenix], hubo muchos oradores realmente buenos. Pero la frase que más me gustó fue la de [el periodista y comentarista] Mike Barnicle.

"Barnicle dijo, 'el béisbol es el juego que vive dentro de cada uno de nosotros'. Se trata de una gran frase. La idea de ser el líder de una institución en la cual se invierten las vidas de muchas personas es bien emocionante".

Manfred se unió a Major League Baseball hace 16 años para ser el brazo fuerte de Selig en el departamento de relaciones laborales. Probablemente nada de lo que intente como Comisionado igualará el reto que enfrentó para traer paz laboral a un deporte que ha sido golpeado por ocho huelgas entre 1972 y 1994.

Ahora, el béisbol de Grandes Ligas ha tenido 20 años de juego ininterrumpido, y en parte debido a ello ha disfrutado de un tremendo período de crecimiento. A lo largo del camino, Manfred estuvo al lado de Selig durante los tiempos de crisis e innovaciones y todo lo que pasó en el béisbol en ese período.

"Ser Comisionado es una combinación de cosas", indicó Manfred. "Dentro de la parte del negocio eres la máxima autoridad. Existe una función central de negocios -- MLB.com, MLB Network, esas entidades. También es un trabajo bien político. Yo diría que la función clave de un Comisionado de Grandes Ligas es producir unidad, mantener la unidad. Esa es la parte más importante de este trabajo".

Manfred tiene una larga lista de cosas que quiere hacer. Primero, mejorar el ritmo de los juegos. Con las negociaciones actualmente en marcha entre Grandes Ligas y el sindicato de peloteros, el máximo directivo del béisbol no quiso entrar en detalles.

Aun así, dejó en claro que todos los aspectos, incluyendo el reloj entre pitcheo y pitcheo, están sobre la mesa.

"El sindicato está abierto a probar nuevas cosas", destacó. "Veremos cambios para el 2015, pero pienso que, al igual que con la repetición en video, lo haremos por etapas".

Manfred está abierto a otros cambios, incluyendo un número limitado de formaciones defensivas o shifts para tratar de levantar la ofensiva en los partidos. Además, como lo dijo en una carta que le envió a los aficionados el domingo, el béisbol pretende promocionar ampliamente a sus estrellas.

Pero lo más importante en su agenda es algo que también fue una prioridad durante el mandato de Selig. El directivo continuará trabajando para hacer más para ampliar la atracción por el béisbol. Parte de ello tiene que ver con acelerar el ritmo de los partidos, pero también tiene que ver con hacer más trabajo básico en la comunidad.

"Me gustaría que el béisbol progresara en términos de cautivar a las nuevas generaciones", externó Manfred. "Tanto en asistencia como en participación. Esa es la clave real para nuestro éxito. Miren, mucha gente está haciendo grandes cosas con los jóvenes. Creo que necesitamos cubrir aun más la participación de los jóvenes, y me refiero a todo tipo de jóvenes -- hombres, mujeres, blancos, de color, de barrios pobres o provincianos. Necesitamos cautivarlos de una manera más amplia".