Los jardineros podrían ser un punto fuerte de Mets

Los jardineros podrían ser un punto fuerte de Mets

NUEVA YORK -- Hace un año, los Mets firmaron a Curtis Granderson para agregarle legitimidad a la parte gruesa de la alineación. Pero eso no funcionó. Esta temporada muerta, cuentan con Granderson y Michael Cuddyer para conseguir dicha meta.

Desde la partida del puertorriqueño Carlos Beltrán en el 2011, Nueva York no ha podido encontrar producción consistente de sus guardabosques. Sus alternativas dentro del roster no han tenido éxito, el sistema de Ligas Menores no ha brindado soluciones, y aparte de una excelente mitad de año de Marlon Byrd, los agentes libres tampoco han dado una solución. Pero los Mets llegan a la campaña del 2015 con uno de sus mejores grupos en los últimos años, juntando el posible poder de Granderson con el historial de Cuddyer y el Guante de Oro del dominicano Juan Lagares.

Si el conjunto de Queens llega a la postemporada por primera vez en nueve años, es posible que sea por los buenos resultados de dicho grupo.

Los titulares: Cuddyer, Lagares, Granderson

Posiblemente ningún jugador en el roster sea tan clave como Granderson, quien tuvo más baches que buenos momentos con su bate la temporada pasada. A los 33 años de edad, Granderson se encuentra en una encrucijada: otra campaña decepcionante podría concretar el final de su apogeo, mientras que un buen verano podría impulsar a los Mets a otro nivel. Nueva York está haciendo todo lo posible para ayudar a Granderson, acercaron los muros del bosque derecho y contrataron a su ex coach de bateo, Kevin Long.

Cuddyer tendría menos interrogantes en el plato, pero también puede ser una figura fija en la lista de lesionados. Con la ayuda en parte del Coors Field, el veterano de casi 36 años de edad bateó .307 con un OPS de .886 en sus últimas tres temporadas con los Rockies. Pero ha promediado apenas 93 juegos por año, ingresando a la lista de incapacitados en seis ocasiones. Los Mets, quienes son famosos por no poder mantener a sus jugadores en salud, necesitarán encontrar una manera de hacerlo con Cuddyer.

Hasta Lagares, quien viene de su mejor campaña como profesional, tiene interrogantes. Aunque la defensa del quisqueyano sin dudas es élite, Nueva York espera que pueda desarrollarse en la ofensiva para ser un verdadero primer bate. Ocupará aquel papel de cualquier manera, con la meta de aumentar su porcentaje de embasarse de .321 a cerca de los .350.

Los suplentes: John Mayberry Jr., Kirk Nieuwenhuis, Matt den Dekker, Alex Castellanos

Al menos que las lesiones lleguen, es casi seguro que Mayberry y Nieuwenhuis serán suplentes en el roster para el Día Inaugural. Los Mets le otorgaron a Mayberry un contrato garantizado, y tienen planeado emplearlo con frecuencia, incluyéndolo en la alineación titular contra lanzadores zurdos para darle a Granderson y al inicialista Lucas Duda días libres. Mayberry puede jugar en las tres posiciones de las praderas, pero tiene un mejor desempeño en las esquinas.

Nieuwenhuis no tiene opciones de Ligas Menores y tuvo un buen 2014, lo que lo coloca sobre den Dekker. Este último comenzaría el año en Triple-A Las Vegas, aunque ya no tiene más que demostrar en liga menor. Una baja en los bosques le daría a den Dekker la oportunidad de ver bastante acción en Queens.

Por su parte, Castellanos se unió a los Mets con un contrato de Ligas Menores. Solamente representa profundidad en la organización.

Los que esperan una oportunidad: César Puello, Brandon Nimmo, Michael Conforto

Ninguno de estos nombres serían tenidos en cuenta en el 2015. El progreso Puello se vino abajo después de ser suspendido 50 juegos por arrojar positivo por sustancias para mejorar el rendimiento en el 2013. Aunque ha sido un cotizado prospecto por un buen tiempo, el dominicano nunca ha bateado con consistencia en liga menor. Ahora que se acerca a sus 24 años de edad, buscará más experiencia en Las Vegas.

Nimmo llega a un año importante en su desarrollo. Por fin surgió en el verano pasado y podría llegar a Las Vegas a finales de la temporada, y hasta sería ascendido al equipo grande cuando los rosters se expandan en septiembre si todo sale como esperan. Los Mets aún piensan que puede ser una estrella.

Conforto, quien fue elegido en la primera ronda del draft amateur en junio, comenzará su primera campaña completa como profesional. Está a varios años de llegar a las Grandes Ligas, pero el prospecto tendría el mayor potencial de todos los bateadores en la organización.