Mánager Joe Maddon, ídolo de masas en Chicago

CHICAGO-- Los fanáticos de los Cachorros se pusieron de pie y rugieron, una verdadera ovación para el individuo del que confían devolverá a su equipo favorito de vuelta en los primeros planos.

Joe Maddon fue el centro de la atención el sábado, y la recepción dada al nuevo mánager de Chicago fue efusiva en todos los sentidos.

Maddon es muy popular en la ciudad estos días, sobre todo en la zona del North Side. Después de todo, los sufridos seguidores de la franquicia esperan un resurgimiento.

"Las expectativas no me intimidan", proclamó Maddon.

Los Cachorros fueron audaces durante este receso de invierno, con el fichaje del as Jon Lester al darle un contrato de 155 millones de dólares y seis años, pactado en las reuniones de invierno en diciembre.

Pero el paso que señaló que estaban listos para acelerar el radical remozamiento de la nómina fue cuando a fines de octubre contrataron a Maddon, quien se desvinculó de Tampa Bay.

No importó que previamente habían confirmado a Rick Rentería para seguir al mando del club por segundo año. Los Cachorros no pudieron dejar pasar la oportunidad de contar con uno de los mánagers más reconocidos del béisbol de Grandes Ligas.

Ahora dirigirá a un equipo que cuenta con Lester al frente de la rotación, talentosos peloteros jóvenes como el torpedero dominicano Starlin Castro y el primera base Anthony Rizzo en la alineación, así como un pelotón de prometedores prospectos que tienen a los Cachorros ilusionándose con la posibilidad de conquistar el campeonato de la Serie Mundial por primera vez desde 1908.

Dejando a un lado el optimismo, un hecho es innegable: Chicago ha terminado en el último lugar de la división Central de la Liga Nacional en los últimos cinco años. Apenas ganaron 73 juegos la pasada temporada, si bien mejoraron con respecto a los 66 triunfos de 2013.

Además, pese el debut de los cotizados Javier Báez y Jorge Soler en la recta final de 2014, varias interrogantes asedian al equipo.

"La gente nos exige resultados", dijo el presidente de operaciones de béisbol, Theo Epstein, al dirigirse a los fanáticos en la convención anual del equipo. "Buscamos ganar. Buscamos seguir creciendo. Esto significa que muchos jugadores jóvenes entrarán a prueba. Pedimos que les tengan paciencia, ya que se trata de un progreso. Pero no dejen de exigir".

Los cambios no solo se limitan al roster.

La esperada renovación del Wrigley Field finalmente está en marcha, un proyecto de cinco años a un costo de 575 millones de dólares en un estadio que cumplió su centenario el año pasado.

El presidente de negocios de los Cachorros, Crane Kenney, señaló que el club contempló la idea de jugar un año o dos en el Miller Park de Milwaukee, pero acabaron rechazándola.

La remodelación de las gradas descubiertas en los jardines izquierdo y derecho no se podrá completar para cuando comience la temporada, el 5 de abril. Las del jardín izquierdo estarán listas a principios de mayo, y las del derecho a fines de mayo.

Las gradas del central permanecerán cerradas hasta entonces debido a las obras de construcción.

El equipo también informó que la pizarra de video en el bosque izquierdo deberá estar lista para el 5 de abril, pero la más chica en el derecho no podrá funcionar hasta mayo.

Tom Ricketts, director principal de la junta de dueños del equipo, confirmó que los Cachorros compraron varios edificios aledaños al estadio y tienen planes de instalar negocios en sus terrazas.

Ricketts también dijo que Sammy Sosa sigue apartado del equipo y que varias cosas deberán cambiar antes que el retirado toletero dominicano pueda volver a participar en actividades. Ricketts no precisó qué es lo que debe hacer Sosa, cuyos prodigiosos números de jonrones quedaron manchados por sospechas de dopaje.

"Habrá un momento y tiempo para ello", dijo Ricketts sobre la situación de Sosa.

Maddon, por su parte, respondió a toda clase de interrogantes de los aficionados.

Un joven fanático quería saber quién será el titular de la tercera base: ¿Luis Valbuena, Mike Olt o el super prospecto Kris Bryant?

"¿A quién quieres?", inquirió Maddon.

"Kris Bryant", replicó el chico.