Luce sólido una vez más el relevo de los Marineros

SEATTLE - Cuando Kansas City sorprendió al mundo de béisbol al avanzar a la postemporada por primera vez en 29 año y luego quedó a una victoria de coronarse campeones, muchos de los éxitos se le atribuyeron al fuerte bullpen de los Reales.

Los dirigidos por Ned Yost no contaban con muchos toleteros de peso, sino que dependían de la velocidad, la defensa un pitcheo sólido llevado por excelente relevo.

Mientras muchos equipos tratan de imitar esa fórmula, los Marineros ya tenían dicha cualidad en su cuerpo monticular. El relevo de Seattle tuvo la mejor efectividad colectiva de Grandes Ligas en el 2014 con 2.59, además de empatar con los Reales por la segunda menor cantidad de oportunidades de salvamento malogradas.

Con prácticamente el mismo bullpen repitiendo para el 2015, el manager Lloyd McClendon confía en que el relevo seguirá siendo un punto fuerte del equipo que aspira a clasificar para los playoffs.

"Fueron bastante buenos el año pasado", dijo McClendon, luego de que sus relevistas terminaran con la segunda mejor efectividad colectiva en la Liga Americana desde 1990. "Por mucho tiempo, estuvimos a punto de poner unos números históricos. Obviamente, aflojamos un poco al final. Pero los muchachos estuvieron tremendos. Busco construir a base de eso para este año".

El gerente general de los Marineros, Jack Zduriencik, hizo lo que al final fue un movimiento subestimado hace un año cuando firmó al cerrador dominicano Fernando Rodney a un contrato de dos años y US$14 millones. Rodney solidificó el bullpen de Seattle, salvando 48 juegos y registrando promedio de carreras limpias de 2.85.

Los éxitos de Rodney también les permitieron cumplir papeles más cómodos a relevistas como Tom Wilhelmsen, Danny Farquhar, el venezolano Yoervis Medina, Dominic Leone y Joe Beimel. Todos ellos tuvieron efectividades mejores de 3.00. Y al final de la campaña, se destacaron los jóvenes Carson Smith y Brandon Maurer.

Con los especialistas zurdos Charlie Furbush y Lucas Luetge, además de la adquisición de David Rollins, Zduriencik pudo enviar a Maurer a los Padres por el jardinero Seth Smith.

Todos los demás, menos Rodney, estarán bajo contrato con Seattle más allá del 2015.

"Eso es algo que he dicho desde que llegué (como GG): conseguir a peloteros que sean jóvenes, con control contractual, y que puedan aportar", dijo Zduriencik. "Con eso tienes profundidad y calidad a nivel de Grandes Ligas.

"Son importantes muchas de esas cosas", continuó el ejecutivo. "Lo que ves en nuestro club es esa juventud ganando experiencia. Hemos traído a algunos veteranos para trabajar con esos muchachos y las cosas se ven bien".