Moya confía en poder hacer el salto a Grandes Ligas

Moya confía en poder hacer el salto a Grandes Ligas

LEESBURG, Virginia -- Con salud, Steven Moya es capaz de mucho. Eso lo demostró claramente el jardinero puertorriqueño en el 2014.

Después de recuperarse de una cirugía Tommy John en el codo derecho en el 2012 y una lesión en el hombro izquierdo al año siguiente, Moya arrasó con el pitcheo contrario en el sistema de los Tigres de Detroit la temporada pasada.

"Me sentí muy bien, porque tuve la oportunidad de poder jugar una temporada completa y mantenerme saludable", le dijo Moya a LasMayores.com al participar en el Rookie Career Development Program para novatos cerca de establecerse en Grandes Ligas. "Demostré todo el talento que Dios me ha dado. Estoy muy contento acerca de ello".

Los números de Moya el año pasado fueron impresionantes. En Doble-A Erie, el toletero bateó .276 con 33 dobles, 35 jonrones-la mayor cantidad en Doble-A entero-- y 105 empujadas en 133 partidos. Con dicha actuación, fue convocado al Juego de las Futuras Estrellas y nombrado Jugador Más Valioso de la Liga del Este, entre otros reconocimientos.

Según la lógica convencional, el próximo paso para el oriundo de Río de Piedras sería subir a Triple-A para este 2015. Pero Moya, exhibiendo suma confianza en sus habilidades, tiene mayores aspiraciones.

"Yo creo que estoy listo para dar el próximo paso a Grandes Ligas", afirmó el joven de 23 años. "Sé que tengo cosas que trabajar, claro está, pero yo creo que esas cosas las puedo aprender en Grandes Ligas. Incluso en Grandes Ligas, uno tiene cosas que aprender".

En el papel, los Tigres ya tienen suficientes jardineros en el equipo grande. Anthony Gose, Rajai Davis, J.D. Martínez y el recién llegado Yoenis Céspedes se perfilan como los encargados de las praderas de los felinos. Sobre todo ante la presencia del cubano Céspedes, quien fue cambiado a Detroit por Boston hace unas semanas, el camino de Moya hacia el equipo grande no luce tan claro para el 2015.

"A estas alturas se le hará un poco más difícil subir a las Grandes Ligas", dijo en días pasados el presidente/gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski.

Pase lo que pase este año, Moya está contento de haber dejado en el pasado las lesiones y de poder seguir adelante-sea en Triple-A o Grandes Ligas.

"Siempre fui un tipo bien saludable", expresó. "En el 2012 vino esa lesión del Tommy John y me sorprendí que pasara, cuando estaba en un momento muy bueno de mi carrera.

"Aparte de perseverancia, hay que tener mucha fe de que todo va a trabajar bien. Simplemente seguí trabajando, me recuperé y seguí para adelante. Fue duro, sí, pero gracias a Dios crucé ese camino fuerte".

Ahora Moya dice que quisiera mejorar en algunos aspectos mentales del juego, como por ejemplo reconocer mejor los pitcheos saliendo de la mano del lanzador. El guardabosque pretende aprovechar su tiempo en los entrenamientos con los jugadores más experimentados de los Tigres-con la meta de unirse a ellos en un futuro más cercano que lejano.

"Ese tipo de cosas, las pequeñas cosas, los trucos que uno aprende con el tiempo", manifestó Moya. "Estando cerca de los veteranos en el Spring Training, sé que voy a lograr esas cositas.

"No sé cuáles son los planes de Dios, pero voy a trabajar duro porque quiero Grandes Ligas. No soy yo quien decide eso. Primero Dios y después los jefes míos".