Lindor no se enfoca en G.L., sino en seguir mejorando

Lindor no se enfoca en G.L., sino en seguir mejorando

LEESBURG, Virginia - Si uno se basa en lo que ha expresado por el manager Terry Francona este invierno, luce difícil que Francisco Lindor empiece el 2015 en el equipo grande de los Indios.

Sin embargo, el torpedero boricua, calificado como el prospecto número 1 de Cleveland y el número 4 de todo el béisbol, se expresa de lo más tranquilo a la hora de tocar el tema.

"No estoy enfocado en eso", le dijo Lindor a LasMayores.com. "Estoy enfocado en mejorar, en competir y pasarla bien. Que sea lo que Dios quiera".

Desde que fue la primera selección del draft de los Indios en el 2011, Lindor ha subido año tras año por el sistema de la Tribu, terminando el 2014 en Triple-A. Entre Doble-A Akron y Triple-A Columbus la temporada pasada, el joven tuvo promedio de .276 en 126 juegos y 567 veces al plato, con 11 jonrones, 62 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .727.

Y en la Liga Otoñal de Arizona, bateó .265 con tres cuadrangulares y OPS de .753 en 24 partidos.

Ahora bien, el desarrollo de Lindor no sólo se mide con los números ofensivos. La defensa en el campo corto, la buena actitud para aprender y la manera de manejarse dentro y fuera del terreno han sido cualidades destacadas a la hora de hablar del progreso del puertorriqueño.

"Con todas las expectativas que la gente ha tenido, la organización no me ha dicho que tengo que hacer esto, que tengo que hacer lo otro, con esta cantidad de RBI (carreras empujadas) todos los años", explicó Lindor, tres veces convocado al Juego de las Futuras Estrellas. "Ellos me han dejado jugar y yo me he enfocado en hacer mi trabajo, en hacer lo que siempre he hecho. Con eso he llenado las expectativas que ellos tienen y las expectativas que yo tengo.

"Seguiré trabajando fuerte y con el favor de Dios llegaré a donde Él quiere y ayudaré a los Indios de Cleveland a ganar".

La madurez exhibida por el oriundo de Caguas-que se ve desde su ética de trabajo hasta su trato con los compañeros y la prensa-es impresionante, tomando en cuenta que el paracorto cumplió los 21 años hace apenas dos meses.

Además del apoyo de sus padres y sus hermanos, parte del motivo de ello, según el propio Lindor, fue el hecho de mudarse de Puerto Rico a la Florida al iniciar su adolescencia.

"Tuve que madurar a una temprana edad", afirmó. "Aprendí y gracias a Dios tuve la bendición de poder aprender las cosas bastante rápido".

Teóricamente, los Indios arrancarán el 2015 con el dominicano José Ramírez en las paradas cortas, con Mike Avilés como utility para apoyar a Ramírez y al segunda base Jason Kipnis. Lindor parece estar decidido a seguir afinando su juego en sentido general y a esperar su momento para vestir el uniforme de la Tribu.

"Todo. No es una pequeña cosa", dijo Lindor al preguntársele en qué quiere mejorar este invierno. "Tengo que trabajar en todo; quiero llegar a ser el mejor pelotero posible. Va a ser así (cada temporada) hasta que me retire".