Soler y Alcántara quieren llevar a la gloria a Chicago

Soler y Alcántara quieren llevar a la gloria a Chicago

LEESBURG, Virginia - Cuando se habla de los Cachorros del 2015, hay mucho optimismo. Además de la llegada del nuevo manager Joe Maddon y del zurdo estelar Jon Lester, el equipo de Chicago cuenta con una formidable camada de talento joven.

Cuando se habla del puertorriqueño Javier Báez, el cubano Jorge Soler, el dominicano Arismendy Alcántara y Kris Bryant-siendo éste último uno de los prospectos más cotizados de todo el béisbol-los fanáticos de los Cachorros sueñan con una Serie Mundial en el Wrigley Field para un futuro cercano.

Además de Báez, debutaron con el equipo grande en el 2014 Soler y Alcántara, con resultados mixtos. Pero ahora, a un mes y medio de los entrenamientos, el cubano y el dominicano están ansiosos por demostrar lo que tienen en el mayor escenario del béisbol.

"El ánimo está bastante bueno", dijo Soler, quien junto a Alcántara participa en el Rookie Career Development Program para los jóvenes a punto de establecerse en Grandes Ligas. "Los muchachos están bien animados para darlo todo este año, a ver si podemos, aunque sea, pasar a los playoffs".

Soler es parte íntegra del proyecto en Chicago iniciado en el 2012 por el presidente de operaciones de béisbol, Theo Epstien, junto a su gerente general Jed Hoyer. Firmado por nueve años y US$30 millones por los Cachorros en junio de dicho año, el jardinero debutó con bombos y platillos en el equipo grande en agosto pasado. Conectó jonrón en su mismo primer turno y dio por lo menos un extrabase en cada uno de sus primeros cinco juegos.

Sin embargo, el bateo de Soler mermó en septiembre, como era de esperarse con un novato. En total, el oriundo de La Habana bateó .292 en 97 veces al plato, con porcentaje de embasarse de .330, slugging de .573, cinco cuadrangulares y 20 empujadas.

"Mi experiencia fue bastante buena", dijo Soler, considerado el prospecto número 4 de los Cachorros en el 2014. "Aprendí que hay que hacer ajustes, porque es un béisbol más rápido".

A sus casi 23 años, Soler--quien trabaja en fortalecer las corvas este invierno luego de sufrir molestias en ambas la temporada pasada--se perfila como el jardinero derecho titular de los Cachorros para el inicio del 2015.

ALCÁNTARA, EN BUSCA DE UN PUESTO ESTABLE
A Alcántara, firmado como torpedero y convertido en segunda base en liga menor, ahora se le pide que funja como jardinero central. En teoría el oriundo de Santo Domingo llegará a los entrenamientos de los Cachorros como titular en dicho puesto-a pesar de su poca experiencia como guardabosque antes del 2014. De hecho, Alcántara afirma que este invierno ha trabajado para ponerse más cómodo en los jardines, incluyendo una breve participación con los Tigres del Licey.

"Me sentí muy bien en el outfield", dijo Alcántara, quien desde agosto--ante la presencia de Báez-jugó mayormente como jardinero central en el equipo grande. "Fui a aprender un poquito más, cómo defenderme un poco mejor y adquirir un poco más de experiencia. Tanto en el outfield como la segunda base, trato de aprender día a día".

En 70 partidos como novato en el 2014, Alcántara bateó .205 con porcentaje de embasarse de .254 y slugging de .367. Conectó 10 jonrones y empujó 29 carreras.

Al igual que Báez y Soler, Alcántara tuvo sus altibajos en el plato-algo esperado de parte de la gerencia de los Cachorros. Pero el dominicano sí supo disfrutar esa primera intervención en las Mayores.

"Me sentí muy bien gracias a Dios", dijo. "Es una experiencia más que he podido vivir. Es una emoción inexplicable".

A pesar del tanto optimismo en los predios de los Cachorros, hay algunas cosas por definirse en la primavera. Nadie sabe cuándo subirá Bryant. Ha habido rumores de cambio en torno al torpedero dominicano Starlin Castro, lo cual le abriría camino a Báez para jugar en el campo corto-su posición natural-y a Alcántara para volver a la segunda. Pero pase lo que pase, éste último simplemente quiere ver su nombre en la tarjeta de la alineación.

"No tengo ninguna clase de problema, siempre y cuando esté en el lineup, sea en segunda o el outfield", expresó. "Me siento cómodo".

Y por supuesto, Alcántara también goza la fiebre de octubre que anhela por fin la fanaticada de los Cachorros, después de tanto tiempo sin dar la pelea.

"Es una cosa muy bonita", dijo. "El ánimo está grandioso porque todo mundo quiere ir a competir por esos puestos y tratar de hacer el equipo".