Este martes se conoce la generación 2015 del Salón

Este martes se conoce la generación 2015 del Salón

NUEVA YORK - La expectativa por los resultados de la votación del 2015 para el Salón de la Fama es bastante alta, y por segundo año consecutivo, es posible que un nuevo grupo peloteros sea exaltado al llamado Templo de los Inmortales. Los elegidos por parte de los votantes de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA) serán anunciados este martes en punto de las 2 p.m. (Hora del Este), con la exaltación oficial programada para el 26 de julio.

Como siempre, el presidente del Salón Jeff Idelson será quien presida la ceremonia en vivo a través del canal MLB Network y MLB.com. Los exaltados serán presentados durante una conferencia de prensa el miércoles en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

Un año después de que Greg Maddux, Tom Glavine y Frank Thomas se unieron a los managers Bobby Cox, Joe Torre y Tony La Russa para conformar una de las clases más respetadas en la historia, el grupo de prospectos de este año no se queda atrás.

La papeleta de votación de este año incluye a peloteros de la talla de Randy Johnson, ganador de 303 juegos; el dominicano Pedro Martínez, cuyo promedio de victorias de .687 es el sexto mejor en la historia de Grandes Ligas y es por mucho el mejor de su era; John Smoltz, el derecho que obtuvo 213 victorias y 154 juegos salvados en 21 temporadas; Gary Sheffield, quien conectó 509 cuadrangulares y produjo al menos 100 carreras en nueve ocasiones; y el shortstop seis veces convocado al Juego de Estrellas Nomar Garciaparra.

Agréguenle a Craig Biggio, el versátil pelotero que acumuló 3,060 hits en 20 campañas - todas con los Astros - y el escenario está listo para otro impresionante grupo de exaltados el próximo verano en Cooperstown, N.Y.

"Significaría todo, no para mí, sino para la organización, los aficionados y mi familia", expresó Biggio, quien se encuentra en su tercer año en la papeleta de votación tras haber quedado fuera por escasos dos votos el año pasado cuando Maddux, Glavine y Thomas fueron elegidos por los votantes de la BBWAA en sus primeros años de elegibilidad. Los managers fueron elegidos por el Comité de la Era de Expansión.

Este año, los elegidos por la BBWAA subirán solos al podio detrás del Clark Sports Center, debido a que los 16 miembros del Comité de la Era Dorada no eligieron a nadie el mes pasado en la papeleta de 10 candidatos que incluyó a nueve jugadores y un ejecutivo que ostentaron carreras brillantes durante el período entre 1947 y 1972.

A favor de Biggio está el hecho de que ningún candidato ha quedado fuera del Salón tras haber terminado tan cerca un año antes. Salvo por Pete Rose, quien fue suspendido de por vida por su participación en apuestas de béisbol y no es elegible para el Salón de la Fama, y el cubano Rafael Palmeiro, quien fue suspendido por el uso de sustancias prohibidas y ya no está en la papeleta de votación después de recibir menos del 5% de los votos en 2014, Biggio es el único pelotero con al menos 3,000 hits que todavía no ha sido elegido.

Los candidatos en la papeleta de votación para el Salón de la Fama de Grandes Ligas necesitan obtener el 75% de los votos para ser exaltados.

El año pasado, Biggio finalizó con el 74.8% de los votos, seguido por Mike Piazza con el 62.2%, Jack Morris con 61.5% y el ex compañero de Biggio en los Astros Jeff Bagwell con el 54.3%.

Los jugadores que admitieron haber usado esteroides están teniendo problemas para llegar al Salón. Mark McGwire, quien está en su penúltimo año de elegibilidad, recibió apenas el 11% de los votos el año pasado, menos de la mitad de los que recibió en el 2008 (25.6%).

Roger Clemens, quien se adjudicó siete veces el Cy Young, obtuvo el 38% en su primer año y el 35% el segundo. Algo parecido sucedió con Barry Bonds, Jugador Más Valioso en siete ocasiones y el máximo jonronero de la historia, quien bajó del 36% al 35%.

El dominicano Sammy Sosa, con sus 609 jonrones, bajó del 13% al 7% y corre peligro de no llegar al 5%, lo que le impediría volver a ser considerado en el futuro.

Todo indica que Johnson será elegido en su primer año en la papeleta. Sus 4,875 ponches son la mayor cantidad para un pitcher zurdo y ocupan la segunda posición en la historia detrás del récord vigente de Nolan Ryan de 5,714 abanicados. El Big Unit jugó por seis equipos, y obtuvo su victoria No. 300 con los Gigantes en 2009, lanzó un juego perfecto por los D-backs en 2004 en contra de los Bravos y compartió el trofeo de JMV de la Serie Mundial del 2001 con su compañero Curt Schilling, en la que Arizona venció a los Yankees. También se agenció cinco trofeos Cy Young, uno en la Liga Americana con Seattle en 1995 y cuatro de manera consecutiva en la Liga Nacional con Arizona de 1999 al 2002.

A pesar de todos esos logros, el propio Johnson es su crítico más acérrimo.

"Obviamente en el momento me preocuparía por las malas actuaciones", externó Johnson. "Sentí que decepcioné a los fanáticos y al equipo porque obviamente todavía tenía la responsabilidad y todos asumían que el juego se iba a lanzar de cierta manera - ya sea si dominaba o no en la loma, iba a terminar siendo una victoria. Esa era mi meta cada vez que subía al montículo".

Martínez también luce como una selección en su primer año en la papeleta, mientras que Smoltz también tendría bastantes posibilidades.

Martínez lanzó por cinco equipos a lo largo de 18 campañas, pero su salto a la fama se centra en un trecho de siete años - de 1998 al 2004 - en los que tiró por los Medias Rojas, con quienes tuvo un sorprendente récord de 117-37. Su marca de por vida es de 219-100. Ganó el trofeo Cy Young e tres ocasiones, dos con Boston, incluyendo en 1999, cuando se adjudicó la Triple Corona de Pitcheo en la Liga Americana con una marca personal de 23 victorias, efectividad de 2.07 y 313 ponches. Con todos esos logros, Martínez podría haber obtenido su boleto a Cooperstown.

"Estoy ansioso por estar ahí", exclamó Martínez. "Estoy como todos ustedes, esperando el momento. Me veo con una oportunidad. Pero no depende de mí. Sólo me toca esperar".

Smoltz trata de reunirse con sus antiguos compañeros de los Bravos Maddux y Glavine. Smoltz compiló foja de 213-155 y es el único pítcher con 200 victorias y 150 rescates. En la postemporada sumó 15 victorias por cuatro derrotas.