Braun se considera una pieza clave en los Cerveceros

Braun se considera una pieza clave en los Cerveceros

MILWAUKEE -- ¿Es Ryan Braun la clave para que los Cerveceros eviten una racha mala en el 2015 como la que atraversaron el año pasado? El dirigente Ron Roenicke asegura que no, pero en una entrevista a finales de la temporada regular, Braun insinuó lo contrario.

"Si estoy en salud y hago lo que espero hacer, no cabe duda de que somos un equipo distinto," manifestó Braun.

Con Braun entorpecido por una lesión en el pulgar derecho, los Cerveceros perdieron 22 de sus últimos 31 juegos. Durante dicho colapso, que comenzó con una derrota en San Diego el 26 de agosto, sólo los Bravos (2.45 carreras por juego) anotaron menos que los Cerveceros (2.61 carreras por juego).

Braun también experimentó una sequía ofensiva a nivel personal. El cañonero llegó al receso del Juego de Estrellas con promedio de .298, porcentaje de embasarse de .348 y slugging de .515, pero en la segunda mitad, bateó apenas .226 por porcentaje de embasarse de .295 y slugging de .374. En el mes de septiembre, Braun sonó un solo jonrón, produjo cinco carreras y tuvo un OPS (porcentaje de embasarse más slugging, de .603. En sus últimos 14 juegos, no conectó cuadrangular algunto, impulsó apenas una carrera y su OPS fue de .603.

"Es preciso que los mejores jugadores rindan en la recta final, y yo no lo hice", dijo Braun.

Fue un mal momento para tener una campaña decepcionante, ya que Braun llegó a los entrenamientos luego de haberse perdido los últimos 65 del 2013 como sanción por sus víncilos al caso Biogénesis. Braun juró dedicarse en el 2014 a reestablecerse como uno de los mejores jugadores en el béisbol. El descartó la idea que su afán por aportar lo hizo más agresivo en el terreno.

"He lidiado con eso durante años", dijo Braun. "Lidié con eso en el 2012 y tuve uno de mis mejores temporadas. No permito que eso afecte la manera en que me preparo y compito. La clave principal para tener éxito, para mí, al igual que para la mayoría de los peloteros, es estar saludable. Jugar con una sola mano es muy difícil".

Braun se sometió a un procedimiento de crioterapia en octubre como tratamiento para un nervio inflamado. Seis semanas después, aseguró que ya no tenía dolor alguno en la mano. Se trata de un optimismo cauteloso, ya que ni Braun ni los Cerveceos podrán evaluar el éxito del procedimiento hasta que el jardinero reanude su rutina de bateo en los entrenamientos primaverales.

Braun cumplió 31 años de edad en noviembre. La temporada del 2015 es la última de su contrato de US$45 millones y ocho años y ya tiene una extensión de $105 millones y cinco años. Los Cerveceros les pagarán US$12 millones en el 2015 y US$19 millones del 2016 al 2018.

"Fue bien duro y decepcionante terminar la temporada de esa manera, luego de jugar tan bien por tanto tiempo", manifestó Braun. "Por casi cinco meses, jugamos un béisbol sólido, un béisbol consistente en todos los aspectos. Caer como lo hicimos es decepcionante, frustrante y cualquier otro adjetivo negativo que haya.

"Hemos hablado de esto antes: Este es un juego donde hay mucho fracaso, adversidad y negatividad. Pero ese probablemente fue el mes más desafiante de mi carrera como pelotero. Estoy seguro de que muchos de los jugadores de nuestro equipo dirían lo mismo".