Los Padres lucen decididos a ganar ahora mismo

SAN DIEGO - Los tiempos han cambiado para los Padres de San Diego, quienes al parecer se han cansado de ver como sus rivales arrasan con el Oeste de la Liga Nacional en ruta a los playoffs.

Los Padres no llegan a la postemporada desde el 2006. ¿Romperán la sequía este año?

Eso está por verse, pero los movimientos del nuevo gerente general A.J. Preller este invierno son indicio de que el equipo pretende ganar ahora mismo, aunque varios de los jugadores que agregaron están bajo control contractual del equipo: los jardineros Matt Kemp y Wil Myers, el receptor Derek Norris y el tercera base Will Middlebrooks.

San Diego también adquirió en un canje con los Bravos al cañonero Justin Upton, quien se convertirá en agente libre después de la temporada del 2015.

Los Padres están optimistas de que tendrán mejores resultados este año que en el 2014 pero, al igual que los demás 29 clubes de Grandes Ligas, enfrentan interrogantes. A continuación, un vistazo a 10 de ellas.

1. ¿Comenzarán a producir carreras?

Las llegadas de Kemp, Upton y Myers, junto con algunos repuntes, deben mejorar la ofensiva de los Frailes, pero tiene que ser un esfuerzo colectivo.

2. ¿Regresará este equipo a la postemporada?

La mentalidad de Preller es ganar ya mismo, a pesar de que el roster que heredó estaba bien lejos de poderlo lograr. Ahora mismo los Padres parecen estar mucho más cerca. Los Dodgers no lucirán como el mismo equipo que ganó 94 juegos el año pasado, para bien o para mal. Los Gigantes sumaron 88 victorias en la temporada regular, se encendieron en los playoffs y ya sabemos cómo terminó esa historia.

¿Podrán los Padres aspirar a la postemporada este año? Eso depende en gran parte de los movimientos que haga Preller antes del Día Inaugural y del desempeño de este equipo remodelado.

3. ¿Cómo influirá el nuevo coach de bateo, Mark Kotsay?

Kotsay será el octavo coach de bateo que han empleado los Padres desde que el Petco Park abrió en el 2004, aunque no se le puede echarla la culpa al estadio, que ya no es tan espacioso como cuando se inauguró. Kotsay, quien se retiró como pelotero hace apenas dos años, tendría un nexo inmediato con los bateadores y tiene mucho talento con el cual trabajar.

4. ¿Por qué demoró tanto el club en darle ofensiva al capataz Bud Black?

Los Padres por mucho tiempo han sido de la filosofía de prevenir carreras, pero no han anotado lo suficiente para que dicha estrategia funcione. Las adiciones de Kemp, Upton y Myers les dan a los Padres tres bates formidables alrededor de los cuales construir y es posible que el equipo refuerce aun más el orden ofensivo, ya que los propietarios que han dado a Preller la flexibilidad económica y el visto bueno para cambiar prospectos por jugadores que los ayuden a ganar de inmediato.

5. ¿Qué sigue para Tyson Ross y Andrew Cashner?

Ross dio un paso agigantado en el 2014, temporada en la cual no solamente fue convocado al Juego de Estrellas por primera vez, sino que también se estableció como uno de los mejores abridores en la liga. Su slider sigue siendo un arma, pero se espera que el diestro empiece a utilizar más el sinker.

Para Cashner, la clave será mantenerse saludable durante una temporada completa. El derecho ingresó a la lista de lesionados dos veces en el 2014, pero dominó desde el montículo e incluso lanzó dos blanqueadas. Cashner depende de su recta y de su slider y su promedio de boletos ha ido disminuyendo. Su reto es hacer 30 aperturas o más por primera vez en su carrera.

6. ¿Quién se perfila como el mejor candidato para un repunte?

La segunda temporada de Jedd Gyorko como ligamayorista fue una decepción. Tras firmar una extensión de cinco años en abril, tuvo problemas con el madero y estuvo fuera de acción durante casi dos meses debido a una lesión en el pie izquierdo. Tras regresar en julio, Gyorko bateó .260 con cinco jonrones y 12 dobles en 196 turnos al bate.

7. Benoit será el cerrador pero, ¿cómo lucirá el resto del bullpen?

El relevo, el cual por mucho tiempo ha sido uno de los puntos Fuertes de los Padres, una vez más luce formidable de cara al 2015, especialmente con las adiciones de Shawn Kelley y Brandon Maurer en canjes con los Yankees y los Marineros, respectivamente.

El dominicano Joaquín Benoit regresará en el último año de su contrato para encargarse del noveno inning, mientras que Kelley será su preparador de mesa. Maurer, quien también ha fungido como abridor, también lanzaría en las entradas finales, junto con Kevin Quackenbush, Nick Vincent y Dale Thayer. El zurdo venezolano Alex Torres necesita mejorar su proporción de 5.5 boletos por cada nueve innings.

8. ¿Quién fungirá como primer bate?

Antes del torrente de adquisiciones el mes pasado, Black mencionó a Will Venable y el venezolano Yangervis Solarte como candidatos para el puesto de primer bate. Pero si ninguno de los dos está en el lineup titular, entonces, ¿quién ocupará ese rol? Una posibilidad descabellada sería Norris, quien tuvo porcentaje de embasarse de .361 en el 2014. También es posible que Preller busque un primer bate en el mercado.

9. ¿Y qué tal la parte trasera de la rotación?

Los Padres tienen varias opciones de cara al 2015. Después de Cashner, Ross y Kennedy, la adición de Brandon Morrow les brinda experiencia. A San Diego la agradó mucho lo que vio de Odrisamer Despaigne en el 2014 y el cubano tendrá la oportunidad de ganarse un puesto en la rotación. El zurdo Robbie Erlin y el novato Matt Wisler también podrían competir por un rol de abridor, mientras que dos pitchers que vienen de someterse a cirugías Tommy John -- Josh Johnson y Cory Luebke - podrían ser tomados en cuenta en determinado momento.

10. ¿Cómo lucirá la receptoría?

Dicha posición se ve bien distinta ahora que Nick Hundley, el cubano Yasmani Grandal y el boricua René Rivera han sido canjeados. Norris será el cátcher titular de San Diego en el 2015 mientras que Tim Federowicz, quien fue adquirido desde los Dodgers, probablemente sea el reserva principal.