Despedida de Jeter definió la campaña de Yankees

NUEVA YORK - A medida que sus posibilidades de clasificar para los playoffs fueron menguando, en las últimas semanas de la temporada del 2014 los Yankees se enfocaron en darle a su capitán, Derek Jeter, una despedida apropiada y memorable.

Jeter creó recuerdos con sus últimos swings como ligamayorista, incluyendo un sencillo de oro para vencer a los Orioles en su partido final en el Yankee Stadium.

Jeter de seguro hubiese preferido jugar en octubre una vez más, pero los Yankees se quedaron fuera de la postemporada por segundo año consecutivo y terminaron en el segundo lugar en el Este de la Liga Americana con 84 victorias.

A continuación, un vistazo a los temas principales de los Yankees en el 2014.

5. Sustituir a Rivera

Tras el retiro del panameño Mariano Rivera, David Robertson fue nombrado el taponero de los Yankees y no tuvo problema alguno en dicho rol.

El diestro, quien se marchó este invierno al firmar con los Medias Blancas, logró 39 rescates en 44 oportunidades en el 2014, tuvo efectividad de 3.08, limitó a los bateadores contrarios a un promedio de .192 y promedió 13.41 por cada nueve innings. Pero aun más impresionante fue el desempeño del Dellín Betances, de ascendencia dominicana, quien se coló en el roster del Día Inaugural con su actuación en los entrenamientos.

Seleccionado para el Juego de Estrellas, Betances registró efectividad de 1.40 en 70 presentaciones. También abanicó a 135 bateadores en 90 innings para romper el récord de la franquicia de ponches de un relevista en una campaña que Rivera había establecido en el 1996.

4. Arreglos en el camino

En el 2014, los Yankees utilizaron 58 peloteros para superar el récord de la franquicia - 56 - que habían establecido la temporada anterior. Por lo tanto, el equipo que los Yankees pusieron en el terreno en agosto y septiembre fue muy distinto al que comenzó la campaña.

Cuatro de los cinco abridores de los Yankees cayeron en la lista de lesionados - sólo el japonés Hiroki Kuroda se mantuvo en salud toda la temporada - obligando al club a usar 13 abridores. Entre ellos estuvo Brandon McCarthy, quien firmó este mes con los Dodgers por US$48 millones.

3. Apuesta por los agentes libres de lujo

Como lo hicieron previo a la temporada del 2009, la familia Steinbrenner no demoró en acaparar titulares en su intento por remodelar un roster que no clasificó para la postemporada. El primero que llegó fue el receptor Brian McCann, quien firmó con Nueva York por cinco años y US$85 millones. Los Yankees también le hicieron oferta competitiva para tratar de renovar con su segunda base, Robinson Canó.

Pero el quisqueyano decidió firmar con los Marineros por 10 años y US$240 millones, lo cual le dio a los Yankees los recursos para firmar a Jacoby Ellsbury (siete años y US$153 millones) y al boricua Carlos Beltrán (three years, US$45 million).

Ellsbury le dio a los Yankees lo que esperaban al conectar 16 jonrones y remolcar 70 carreras en 149 juegos. Aunque no parecía ser el indicado para el puesto de tercer bate, Ellsbury encabezó al equipo en imparables (156), dobles (27) y bases robadas (39).

A McCann al parecer le fue difícil adaptarse a Nueva York y tuvo una primera mitad que describió como "horrible". Pero después del Juego de Estrellas, el receptor tuvo una racha de 11 juegos consecutivos con hit en julio y en septiembre conectó ocho jonrones y remolcó 18 carreras.

En el 2014, poco la salió bien a Beltrán, quien se vio limitado por lesiones, en particular una espuela ósea en el codo derecho por la cual tuvo que ser operado después de la temporada.

2. Masahiro Tanaka llega y domina

Tras registrar marca de 24-0 y efectividad de 1.27 por los Tohoku Rakuten Golden Eagles de Japón, Masahiro Tanaka firmó con los Yankees por siete años y US$155 millones.

Tanaka no demoró en establecerse como el abridor más dominante de los Yankees al registrar marca de 12-3 con promedio de carreras limpias de 2.27 en sus primeras 17 aperturas. Pero la historia cambio, quizás para siempre, el 8 de julio en Cleveland, noche en la cual Tanaka le permitió cinco carreras y 10 hits a los Indios. Posteriormente, un análisis de resonancia magnética reveló un desgarre parcial en el codo de lanzar.

Los Yankees aceptaron que Tanaka podría tenerse que someter a una cirugía Tommy John, pero cuatro especialistas concordaron en que una rehabilitación era lo indicado. Tanaka regreso e hizo dos aperturas en septiembre y ahora mismo los Yankees lo consideran un jugador en salud.

1. Adiós, Capitán

Tras anunciar su retiro en febrero, Jeter, al igual que Rivera, fue homenajeado en cada estadio que los Yankees visitaron en el 2014. Fue una campaña emotiva para el veterano, quien había disputado apenas 13 juegos en el 2013.

Jeter les dio a sus fans un último momento improbable y a la vez perfecto el 25 de septiembre. Robertson dejó escapar la ventaja, dándole a Jeter un turno al bate en el Bronx. Con un sencillo al jardín derecho, Jeter remolcó la carrera ganadora.

Tres días después, Jeter le puso punto final a su carrera con un sencillo dentro del cuadro en el Fenway Park. Se retiró con cinco anillos de Serie Mundial, promedio de bateo de por vida de .310 y 3,465 hits que lo colocan en el sexto lugar en la lista de todos los tiempos. De seguro le esperan una placa en el Parque de los Monumentos en el Yankee Stadium y otra en el Salón de la Fama.