Ervin espera un año de retos en su nuevo club

Ervin espera un año de retos en su nuevo club

SAN CRISTÓBAL, R.D. -- Para Ervin Santana, el 2015 será un año de retos. El derecho del equipo de Minnesota no sólo deberá convertirse en uno de los puntales de un equipo en reconstrucción y que espera contender en la División Central de la Liga Americana, sino que además deberá tratar de dejar atrás una serie de críticas que le han tenido como protagonista desde hace unos cuantos años y que desde que se declaró agente libre ha visto cómo se han incrementado.

"Sé que me han criticado, pero no voy a cambiar lo que estoy haciendo como jugador o como persona, por algo que se pueda escribir o decir en los medios", expresó el derecho dominicano, luego de una entrega de regalos y libros que organizó en la localidad de San Cristóbal. "A esas personas que me han criticado sólo puedo decir que los números hablan por sí solos y espero que así siga siendo".

Santana ha lanzado más de 100 entradas en todas y cada una de las 10 temporadas que ha disputado en las Mayores. En cinco de ellas ha superado los 200 episodios y en el 2014 su récord de 14-10 le permitió volver a los registros positivos, luego de zafras de altibajos con los Bravos de Atlanta y Reales de Kansas City. En 196 entradas completas este año, el quisqueyano dejó efectividad de 3.95, con 179 ponches y 63 bases por bolas, números que le permiten redondear una carrera de 119 triunfos, 100 derrotas, porcentaje de carreras permitidas de 4.17, 1.507 guillotinados y 589 boletos.

"Creo he hecho algunas cositas, que espero hayan sido buenas con otros equipos", exclamó Santana entre risas que le delataban cierta pena al escuchar su estadísticas. "Este año lo único que deseo es seguir trabajando. Continuar con todo lo que he venido haciendo en los últimos años, porque si tengo salud, sé que podré hacer mi juego y podré ayudar a mi equipo".

Pensar en lo colectivo y no tanto en los logros personales es lo que parece importarle al serpentinero.

"Mi única meta en el 2015 es la de ayudar a mi equipo a ganar", expresó el dominicano, que este año estará en su primera campaña con Minnesota, luego de pactar por cuatro años y US$54 millones con el equipo.

"Estoy afrontando este nuevo año con mucho positivismo", expresó. "Sé que tenemos un buen equipo y si trabajamos unidos vamos a lograr cosas buenas".

CONFUSIÓN CON JOHAN Y SOLIDARIDAD CON LOS VENEZOLANOS
Santana tiene mucho más en común con Venezuela que el simple hecho de que su nombre real fuese el de Johan, como el del astro criollo y el cual cambió en el año 2003 para así evitar confusiones entre ambos lanzadores.

El derecho dominicano está con Minnesota, equipo con el que el Santana venezolano se hizo famoso.

"Santana es un caballo", recordó el quisqueyano, en casa de sus padres en la localidad de San Cristóbal, poco antes de participar en unas actividades benéficas que organizó conjuntamente con la MLB Players Trust. "Yo cambié mi nombre, no porque no quería llamarme con él, más bien sería un halago, sólo que muchas veces me enviaban paquetes que eran para él o me pedían firmar barajitas con su foto y era incómodo y eso sucedía incluso yo estando en las menores. Cuando lo conocí nos reímos mucho al respecto".

Sin embargo, no es Johan de quién precisamente este Santana guarda grandes recuerdos. "Francisco Rodríguez y Kelvim Escobar son grandísimas personas. Son tipos que siempre han ayudado a otros peloteros a adaptarse a la vida en Estados Unidos y cuando estamos en el juego no perdían una oportunidad de darte consejos", exclamó el diestro. "De hecho yo llegué a Grandes Ligas (en la campaña de 2005) debido a una lesión de Kelvim. Él se lastimó y a mí me subieron para sustituirlo. Lancé dos juegos y después me bajaron porque ya le tocaba volver, sólo que después se volvió a lesionar y me dieron más chances a mí de lanzar.

"Aún tengo contacto tanto con Kelvim, como con Francisco; somos muy buenos amigos. De hecho sería genial poder jugar juntos de nuevo. Sé que Francisco es agente libre, pero te imaginas si los Mellizos lo firman. Sería muy bueno".