Justice: N.Y. cuenta con la juventud que necesitaba

Justice: N.Y. cuenta con la juventud que necesitaba

Los Yankees se proyectan para comenzar la campaña del 2015 con un torpedero de 24 años de edad y un intermedista de 23. Tres de sus posibles abridores para el próximo año son menores de 26 años. En el bullpen, Shawn Kelley podría ser el único lanzador que ha celebrado los 30 años.

Nadie se imaginó que los Yankees contaran con tanta juventud. Este enfoque en la juventud es uno de los temas que han llamado la atención en la actividad del gerente general de Nueva York, Brian Cashman, durante la temporada muerta.

El directivo está enfocado en mantener a los Bombarderos competitivos. A la vez, ha comenzado una clase de transición en un momento en el que su sistema de liga menor luce más fuerte de lo que ha estado en varios años.

A los Yankees aún no se les puede dar la etiqueta de equipo joven. Todavía depedenrán de veteranos, pero un poco menos que en los últimos años cuando el panameño Mariano Rivera, Derek Jeter y Andy Pettitte eran parte del núcleo.

Por ahora, solamente tres de los posibles nueve titulares -- Mark Teixeira (34 años), el puertorriqueño Carlos Beltrán (37 años) y Alex Rodríguez (39 años) -- tienen más de 31 años. Por otra parte, CC Sabathia (34) y Chris Capuano (36) podrían ser los únicos abridores con más de 31.

El enfoque en contar con más piezas jóvenes fue subrayado cuando Cashman realizó un cambio con los Marlins en el que envió al venezolano Martín Prado y al derecho David Phelps a Miami por el derecho Nathan Eovaldi, el inicialista Garrett Jones y el lanzador dominicano de Ligas Menores Domingo Germán.

Dicho canje representó dos cosas importantes para los Yankees del 2015, al menos por ahora. La primera fue que envió a su posible segunda base de 31 años de edad (Prado) a Miami y abrió la puerta para que dos muchachos compitieran por el puesto.

El venezolano José Pirela tiene 25 años y Rob Refsnyder tiene 23 años. Pirela tiene 25 turnos al plato en la Gran Carpa y Refsnyder ninguno. Pero a Nueva York le llama la atención ambos y la gerencia opina que ambos tienen posibilidades de contribuir a largo plazo.

Pirela ha llevado un paso firme en el sistema de Ligas Menores desde que firmó como agente libre internacional a los 17 años. Lleva un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .785 en 135 partidos en Triple-A.

Dicho número no significa que vaya a ser una estrella -- ni incluso que llegue al equipo grande -- pero han sido tantos los jugadores más jóvenes que han llegado a las Grandes Ligas, que muchos en el béisbol han cambiado el cronograma para desarrollar a un prospecto.

Refsnyder, elegido en la quinta ronda del draft amateur del 2012, ha ascendido rápidamente, llegando a Triple-A la temporada pasada. Tiene OPS de .833 en 313 encuentros de liga menor y de .845 en 77 compromisos a nivel de Triple-A.

Tras haber adquirido al campocorto de 24 años de edad Didi Gregorius, los Yankees cuentan con jugadores que requerirían de paciencia mientras traten de adaptarse a nivel de Grandes Ligas.

El dirigente Joe Girardi -- junto a sus jugadores veteranos -- ha hecho un tremendo trabajo creando el ambiente indicado durante los últimos años, así que los Yankees están confiados en que son tan buenos para dejarse llevar por su talento.

También hay juventud en el cuerpo monticular. Masahiro Tanaka (26 años), el dominicano Michael Pineda (25 años) y Nathan Eovaldi (24 años) son jóvenes, con el quisqueyano Iván Nova (27 años), Chase Whitley (25 años) y Bryan Mitchell (23 años) como alternativas para la rotación en algún momento.

El bullpen tampoco está lleno de veteranos, ya que el quisqueyano Dellín Betances (26 años), Andrew Miller (29 años) y Justin Wilson (27 años) serían los encargados de las últimas entradas. También sería posible que el mexicano Manuel Bañuelos (23 años) haga su debut de Grandes Ligas el próximo año.

Los Yankees del 2015 serán bastante diferentes a los de los años en que contaban con estrellas en casi cada posición. Los peloteros jóvenes y veteranos vienen con algo de riesgo por diferentes motivos.

Pero cada equipo debe hacer la clase de transición que los Bombarderos están haciendo en estos momentos. Los Gigantes pasaron por el proceso la campaña pasada, con cinco novatos en su roster de postemporada. Los Yankees siempre iban a lucir diferentes desde el momento que Jeter dijo adiós.

Ahora, Cashman parece haber puesto a su club en una posición para avanzar con una transición que aún le permita luchar por el título de la División Este de la Liga Americana. Y lo mejor es que los jóvenes tienen posibilidades de seguir mejorando.