Veteranos de Nacionales verían con urgencia el 2015

WASHINGTON - El canje en el que los Nacionales enviaron al lanzador Ross Detwiler a los Rangers pudo haber sido apenas un avance para los capitalinos, que tienen varios jugadores cerca de convertirse en agentes libres.

Entre ellos estaba Detwiler, quien fue seleccionado por Washington en la primera ronda del draft amateur del 2007 y se desarrolló dentro de la organización con muchos de los jugadores que han encabezado el éxito reciente del club. Pero si este grupo en particular va a alcanzar su meta - un título de Serie Mundial - el 2015 podría representar su última oportunidad.

Con la excepción de Detwiler, el inicialista Adam LaRoche y el taponero dominicano Rafael Soriano, ahora mismo el club de los Nacionales luce casi idéntico al que se coronó en el Este de la Liga Nacional en el 2014. Pero piezas claves como Ian Desmond, el abridor Jordan Zimmermann y el relevista Tyler Clippard podrían convertirse en agentes libres el próximo invierno, junto con el jardinero central Denard Span y el serpentinero Doug Fister.

La mayoría de esos nombres ya ha surgido en los rumores de cambio. Por su parte, el diestro de los Nacionales, Craig Stammen, reconoce que ha estado más atento a los movimientos este invierno que en años anteriores debido a que muchos de sus amigos podrían estar involucrados.

"Uno quisiera que todo el mundo se quedara por 20 años, pero eso no es realista en el mundo del béisbol hoy en día con la agencia libre y todo eso", dijo Stammen, quien está bajo control contractual del club por dos años más. "La organización tiene que cumplir con su trabajo. [Tiene que] operar su negocio y elegir cuáles jugadores van a ser los mejores, quiénes son más rentables y todo lo demás.

"Cada jugador tiene su propia situación en cuanto a lo que quiere hacer a nivel económico, si quiere llegar a un acuerdo con el equipo o marcharse y conseguir el mayor monto que pueda o irse a casa a jugar por el equipo local. Todo el mundo tiene su propia agenda".

Ryan Zimmerman es el único veterano de los Nacionales que está firmado a largo plazo, por lo menos hasta el 2019. Pero el infielder entiende por qué el elenco que lo rodea podría cambiar en los próximos años - aunque no lo da por hecho.

"Si fuese mi decisión y no tuviera que pagar o hacer los cheques, los retendría a todos y les daría los contratos que quisieran y los mantendría unidos. Pero es difícil", dijo Zimmerman. "[El gerente general Mike Rizzo] y el personal de la oficina central también hacen una gran labor a la hora de armar un sistema de liga menor y tenemos muchachitos que van a estar listos para dar el salto y rendir a este nivel.

"Desafortunadamente, eso significa que muchachos que llevan tiempo aquí y son ligamayoristas buenos y establecidos no estarán con el equipo en determinado momento. No sé quién o cuando, pero diría que la realidad es que no es posible retener a todo el mundo".

Se trata de un núcleo que ha elevado a la franquicia desde unos primeros años bien difíciles en Washington a tres campañas ganadoras consecutivas y dos títulos divisionales. Lo que ha eludido a los a Nacionales ha sido éxito en la postemporada, ya que sufrieron derrotas frustrantes en la Series Divisionales del 2012 y el 2014.

Aunque Zimmerman no quiso decir que el club jugaría con más urgencia en el 2015, sí reconoció que el tiempo para ganar un campeonato en Washington podría estarse acabando para algunos de sus compañeros.

"Es tremendo grupo", dijo Zimmerman. "Aun más importante, es un grupo muy talentoso que tiene la oportunidad de hacer algo especial todos los años".