Hillman quiere contribuir en el ascenso de los Astros

HOUSTON - Considerando que no se vistió diariamente en un uniforme en el 2014 como lo había hecho por tantos años anteriores, Trey Hillman está ansioso para el inicio de los entrenamientos primaverales. El nuevo coach de la banca hasta ya ha analizado varios de los horarios para la primavera, y si podría hacerlo, él estaría en Kissimmee, Florida mañana.

El trabajo como la mano derecha del dirigente A.J. Hinch viene a buen tiempo para Hillman, que no tiene deseo de ser dirigente en las Grandes Ligas y está encantado en tener un trabajo en su estado natal Texas. Y Hillman está entusiasmado sobre la dirección que van los Astros jóvenes.

"Yo no veo esto como una transición a mi próximo trabajo como dirigente" dijo Hillmn. "Yo hice eso por 20 años, y ya he tenido suficiente de eso, honestamente. Mi trabajo es trabajar duro todos los días para asegurar que el trabajo del dirigente sea fácil."

Hillman, de 51 años de edad, pasó la temporada pasada como el asistente especial en operaciones de las Grandes Ligas y ligas menores con los Yankees - un trabajo que tomó luego de trabajar tres temporadas como el coach de la banca bajo la dirección de Don Mattingley con los Dodgers. Hillman fue dirigente de los Reales desde 2008-10 luego de ser dirigente por cinco temporadas en Japón, donde dirigió a los Hokkaido Nippon-Ham Fighters a un campeonato en el 2006.

"Me encantó mi tiempo en L.A. con Donny," dijo Hillman. "Estuve decepcionado cuando eso se terminó luego de la temporada 2013, pero las cosas pasan. No me amargué. Poder hacer esto y servirle a estas personas, especialmente a A.J. , y poder trabajar con el gerente general Jeff Luhnow y el grupo que tiene aquí, es bien excitante."

Hillman pasó 13 años como dirigente y coach en el nivel de las ligas menores en el sistema de los Yankees (1989-2001), y también sirvió como director del desarrollo de los jugadores por una temporada con los Rangers ('02). Jugó tres temporadas en las ligas menores bajo el sistema de Cleveland desde 1985-87 antes de servir como un scout para la organización desde '87-88.

Cuando Hinch fue empleado en septiembre, él habló sobre su deseo de tener a un ex dirigente de las Grandes Ligas como su coach de la banca. Hinch y Hillman se conocían cuando ambos eran dirigentes en las Grandes Ligas en el 2008, y parecía una colaboración sólida.

"No hay duda de lo que es más importante en la mente de todos, y eso es servirle a estos jugadores," dijo Hillmn. "A.J. con su filosofía basada en relaciones, será un gran dirigente. En realidad, más que todo, yo evitaré que los problemas lleguen a él. Eso es lo que yo intentaré atacar por él."

Hillmn sabe todo el trabajo que el dirigente tiene y él hará lo mejor posible para asegurar que Hinch se pueda enfocar en las cosas que necesita que enfocarse.

"Quiero hacer un buen trabajo," dijo Hillman. "Quiero hacer un buen trabajo por las razones correctas. Quiero hacer un buen trabajo porque es perceptivo para su estadía aquí. Quiero hacer un buen trabajo porque beneficia a los jugadores y quiero tenerlos listo para la temporada campeonato en las Grandes Ligas. Yo me emociono sobre las cosas así, porque todo tiene que ver con poner a esos muchachos en posición de salir allí afuera y tener una gran actuación."

Un trabajo que Hillman estará encargado de hacer es aprender toda la información analítica que recibirá de la directiva de los Astros. Hillman dijo que los Yankees se enfocaban mucho en analíticas, y eso lo podría ayudar en Houston.

"Yo aprendí mucho, y estuve en algunas de las reuniones con Nueva York," dijo Hillman. "Las analíticas han crecido mucho. Eso fue grande en Nueva York. Parece como si Dios me sacara de L.A., donde no lo usábamos mucho durante mis tres años allá, y dijo "Está bien, te tengo que preparar para tu próximo trabajo, y por eso te enviaré a un equipo que lo usa mucho.' Aprendí mucho, pero todavía me toca aprender mucho más."

Hillman es de Texas. El nació en Amarillo y vive en Liberty Hill, ubicado al norte de Austin. El se graduó de la Universidad de Texas-Arlington, cerca de donde fue criado, y su esposa es de Angleton, ubicado al sur de Houston. El tiene mucha familia en el área de Houston.

"Yo he sido muy bendecido," dijo Hillman.