Químico se declara culpable en caso Biogénesis

MIAMI - Un hombre que admitió que trabajaba como químico en el mercado negro se declaró culpable de cargos federales vinculados al escándalo de las Grandes Ligas por sustancias para mejorar el rendimiento.

Paulo Berejuk, un brasileño de 51 años con residencia en Estados Unidos, se declaró culpable el jueves por conspirar para distribuir testosterona. Los investigadores dijeron que Berejuk era el principal proveedor para Anthony Bosch, quien encabezaba la ahora clausurada clínica Biogenesis of America que suministraba sustancias a jugadores de Grandes Ligas y a otros deportistas.

Berejuk encara una sentencia reducida en prisión de hasta tres años porque acordó cooperar con las autoridades. La sentencia máxima es de 10 años.

Bosch previamente se declaró culpable y espera por su sentencia. Otros han sido acusados en el caso, incluyendo a Yuri Sucart, primo del estelar pelotero de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, quien admitió usar sustancias suministradas por Bosch.

El jueves, la jueza federal de distrito Cecilia M. Altonaga postergó el juicio contra Sucart del 9 de febrero al 6 de abril --día en que los Yanquis sostienen su primer juego de la temporada en casa frente a Toronto.

El abogado de Sucart indicó en un documento presentado en la corte que su cliente presenta serios problemas de salud y no puede participar plenamente en su defensa.

La fiscalía dijo que Rodríguez fungiría como testigo en el caso contra su primo.

Sucart es acusado de conspirar y distribuir testosterona y la hormona somatotropina a jugadores de las mayores y otros atletas por medio de la clínica Biogenesis of America.

El abogado defensor, Robert Barrar, dijo que Berejuk ha estado ayudando desde hace meses a los fiscales a radicar cargos contra otros y de inmediato se dispuso a asumir responsabilidades por su rol en el escándalo.

"Creo, desde el fondo de mi corazón, que eso es lo que quiere hacer porque reconoce que estuvo mal", dijo Barrar a Altonaga.

Berejuk aceptó en un documento de la corte que entre 2007 y 2013 suministró entre 5 y 10 mil unidades de esteroides a Bosch y a otros involucrados en la conspiración, incluyendo al dueño de otra clínica, Jorge Velázquez. Berejuk recibió como pago 20 mil dólares por su trabajo.

El escándalo de dopaje resultó en la suspensión de 14 peloteros de las mayores en 2013, incluyendo la sanción por una temporada completa para A-Rod, a quien los Yanquis aún le deben 61 millones de dólares por las últimas tres temporadas de su contrato.

De acuerdo con los documentos en la corte, A-Rod admitió usar esteroides suministrados por Bosch en una entrevista con agentes de la DEA.

Algunos otros individuos ya se han declarado culpables, incluyendo al propio Bosch y Velázquez. Otro acusado, Juan Carlos Núñez, hará lo mismo el viernes.

Aparte de Sucar, aún aguarda juicio el ex coach de lanzadores de la Universidad de Miami, Lázaro "Laser" Collazo.

Altonaga también acordó dejar en libertad condicional a Berejuk tras el pago de una fianza de 150.000 dólares hasta su sentencia el 25 de febrero, en gran medida porque accedió a colaborar y entregará su pasaporte.

Otro juez había ordenado que Berejuk permaneciera encerrado porque existía el riesgo de que pudiera huir y dañara a la comunidad, debido a que fabricaba las drogas en su hogar.

"Otorgaré al señor Berejuk tiempo para compartir con su familia antes de que sea sentenciado", dijo la jueza.