Chicago espera mucho de Avisaíl a partir del 2015

CHICAGO - Cuando José Abreu eligió a los Medias Blancas por encima de otros equipos que iban tras los servicios del cubano y demostró en el 2014 que podía brillar en Grandes Ligas, el plan de renovación de Chicago se aceleró.

Esa es la percepción predominante, pero en realidad no es la más precisa.

El cambio entre los Medias Blancas, Medias Rojas y Tigres en julio del 2013 que trajo al venezolano Avisaíl García y al relevista dominicano Francellis "Frank" Montás fue el primer movimiento de impacto hecho por Rick Hahn como gerente general de Chicago.

Una lesión seria en el hombro izquierdo sufrida en la primera parte del 2014 ha limitado lo que los Medias Blancas han podido observar de García, su jardinero derecho.

"Este muchacho va a ser una de las futuras estrellas de la liga", dijo el vicepresidente ejecutivo de los Patipálidos, Ken Williams, durante una entrevista con MLB Network en las Reuniones Invernales. "Rick y yo empezamos a rehacer el club hace par de años y sabíamos que íbamos a (perder muchos juegos en el proceso). Todo empezó con el cambio de (Jake) Peavy para conseguir a Avi García".

Expresó Hahn sobre el venezolano durante una entrevista reciente con MLB.com: "Tiene tremenda potencial. Hay un motivo por el que lo teníamos en la mira hace par de años cuando lo adquirimos. Seguimos bien optimistas en cuanto a su potencial".

García, de 23 años, se fue de 11-5 por los Tigres en la Serie Divisional de la Liga Americana contra Oakland como novato en el 2012, luego de haber llegado al plato apenas 51 veces como novato ese año. Después de llegar a los Medias Blancas en medio del 2013, bateó .304 con cinco jonrones y 21 empujadas.

Y en el 2014, después de iniciar de 24-4 al bate, García parecía salir del letargo al conectar cuatro hits-incluyendo dos jonrones-en Colorado el 8 de abril. Pero al día siguiente, el guardabosque se lastimó el hombro tirándose de cabeza para tratar de atrapar un batazo de D.J. LeMahieu.

Como resultado del intenso trabajo diario de García, lo que parecía ser una lesión que acababa con su temporada del 2014 se convirtió en un regreso el 16 de agosto. El oriundo de Anzoátegui fue al plato 156 veces desde esa fecha hasta el final de la campaña regular, mientras que agotó 125 turnos más con Tigres de Aragua en Venezuela. Con dicho equipo terminó con promedio de .312, cinco jonrones, 22 empujadas, porcentaje de embasarse de .366 y slugging de .528.

"Estuvo en salud y sin restricciones", dijo Hahn acerca de la participación de García en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. "Empezó un poco lento (18-2), pero aceleró el ritmo.

"Todo ha sido positivo defensivamente, y ofensivamente ha sido bueno. Creemos que agarrar estos 100 turnos extras en la pelota invernal fue beneficial."

No hay forma de saber el futuro de García. Tiene las herramientas para ser un bateador de 25 jonrones, promedio de .300 y un robador de 25 bases. Pero la gente olvida que el joven aún está en las primeras etapas de su desarrollo.

"¿Lo tendrá todo en el 2015? A lo mejor no", comentó Hahn. "Es un muchacho joven aún desarrollándose y estableciendo quién es a nivel de Grandes Ligas".

"Su desarrollo sigue siendo una obra en progreso", continuó el ejecutivo. "Ha respondido bien ante mucho de lo que Trick (el coach de bateo de los Medias Blancas, Todd Steverson) le trataba de impartir".

Agregar al dominicano Melky Cabrera y a Adam LaRoche le brinda a Chicago complementos veteranos para bateadores jóvenes como García y Abreu.