Justice: Todavía quedan agentes libres de impacto

Justice: Todavía quedan agentes libres de impacto

Esta es la otra parte divertida en el mercado de agentes libres. Varios equipos a estas alturas también han ganado o perdido títulos. Pese a todos los movimientos de la última semana, todavía quedan agentes libres que pueden marcar la diferencia.

Ahora es cuestión de identificar a los jugadores que encajarían en un club por un buen precio. Se trata más de un arte que de una ciencia. Mientras los agentes libres más cotizados como Max Scherzer y James Shields permanecen en el mercado, existen otros peloteros que serían una buena adición para varios conjuntos.

A continuación las posibles alternativas para los agentes libres que restan:

Max Scherzer: Medias Rojas

En lo que ha sido una muy buena temporada muerta para los Patirrojos, la adición del derecho haría un fantástico invierno que los pondría en una posición para otro repunte. El gerente general de Boston, Ben Cherington, ha agregado al venezolano Pablo Sandoval, el dominicano Hanley Ramírez, Justin Masterson, Rick Porcello y Wade Miley. Lo único que le falta es un brazo para encabezar la rotación, que le pueda dar un descanso al bullpen, que ponga fin a rachas perdedoras y que traiga lo mejor cuando esté mucho en juego.

Otras posibilidades: Gigantes, Yankees, Dodgers y Rangers. Scherzer ayudaría a cualquier equipo. Al final de cuentas, es un abridor que ha promediado 32 aperturas, 197 entradas y 209 ponches en las últimas seis campañas. Su precio será bastante alto, pero apenas tiene 30 años de edad, así que podría tirar a un alto nivel por un buen tiempo.

James Shields: Gigantes

Su carácter, liderazgo y producción encajaría bien en un clubhouse con Buster Posey, Madison Bumgarner y los demás. Como Scherzer, Shields también sería un gran refuerzo para cualquier club. Los Reales serían los primeros en señalar la gran diferencia que tuvo cuando se unió al equipo. Lo único que llamaría la atención serían sus 33 años de edad y su gran volumen de trabajo -- ha promediado 223 episodios en las últimas ocho temporadas. Pero viene de un año en el que tiró 227 capítulos y registró 3.21 de efectividad. Shields es uno de aquellos jugadores que le agrada mucho más al equipo con su llegada.

Otras posibilidades: Rangers, Yankees, etc. Será interesante ver si Shields firma antes que Scherzer y la clase de contrato que recibirá. Cualquiera que sea la cantidad, todos los que lo han dirigido o han sido su compañero dirán que vale la pena.

Chase Headley: Gigantes

Headley había recuperado su salud cuando fue enviado a los Yankees en julio y en la recta final, Nueva York estaba muy contento con su OPS de .768 y una sólida defensa. También es un buen compañero en el clubhouse. Para los Bombarderos parece ser una prioridad renovar con el tercera base, porque han aplazado cualquier otra transacción hasta que Headley tome una decisión. Si no regresa, enviarán al venezolano Martín Prado de la intermedia a la antesala y dejarán que su compatriota José Pirela y Rob Refsnyder compitan por el puesto en la segunda base. Por su parte, los Gigantes, quienes no pudieron retener a Sandoval, serían la mejor alternativa para Headley. Pero está por verse si San Francisco tiene el presupuesto para adquirir a Shields y Headley.

Otras posibilidades: Yankees, Astros, Marlins.

Edinson Vólquez: Piratas

Esta no es una difícil decisión. La carrera del dominicano recuperó su forma en Pittsburgh la temporada pasada, gracias en parte al coach de pitcheo Ray Searage. El quisqueyano tuvo un promedio de carreras limpias de 3.04 en 31 presentaciones y 192 2/3 entradas, por mucho las mejores estadísticas de su carrera. Los Bucaneros también quieren que permanezca con el equipo para complementar un grupo de abridores con su compatriota Francisco Liriano, Gerrit Cole y A.J. Burnett, que los podría llevar a la postemporada por tercera campaña consecutiva.

Otras alternativas: Rangers y Gigantes.

Stephen Drew: Astros

Drew bateó apenas .162 después de estar fuera de acción por los primeros dos meses de la temporada regular. De todas maneras valdría la pena tomar el riesgo en el infielder. Su defensa es bastante buena, y comenzó la campaña pasada con un aceptable OPS de .764. Drew sería el hombre indicado si algún equipo con un bajo presupuesto busca un jugador con un buen historial que está dispuesto a volver a establecerse. Con el prospecto puertorriqueño Carlos Correra aún lejos del equipo grande, Drew sería una buena pieza temporal.