Ex jugador de White Sox es nombrado embajador

Un ex jardinero de los Medias Blancas de Chicago entró en la alineación en el campo diplomático.

Mark Gilbert, que jugó siete partidos en 1985, se ha convertido en el primer jugador de Grandes Ligas en ser confirmado embajador de los Estados Unidos. El Senado aprobó su nominación para Nueva Zelanda y Samoa el viernes a través de una votación oral.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Marie Harf, dijo que la agencia no podía encontrar otro registro de un ex pelotero de Grandes Ligas que haya ocupado el cargo de embajador.

Gilbert bateó para .273, anotó tres carreras y produjo tres, e inició al lado de futuros miembros al Salón de la Fama como Tom Seaver y Carlton Fisk durante su estancia con los Medias Blancas.

Su manager en las Mayores fue Tony La Russa, también miembro del Salón de la Fama.

Gilbert, de 58 años, fue nominado por el presidente Barack Obama en octubre de 2013. En ese momento, se le dijo a La Russa que a los embajadores se les trata con el apelativo "Su Excelencia".

"Creo que si Mark entra al clubhouse con sus antiguos compañeros, no creo que le vayan a llamar `Su Excelencia'", dijo La Russa en ese momento, riendo.

Cal Ripken Jr. y Barry Larkin son algunos de los ex peloteros de Grandes Ligas que han servido al Departamento de Estado de los Estados Unidos en varios campos, incluyendo como embajadores de buena voluntad y enviados deportivos.

El ex presidente de los Rangers de Texas, Tom Schieffer, fue embajador de los Estados Unidos en Japón y Australia.

Gilbert ha trabajado como ejecutivo bancario y fue miembro del equipo nacional financiero de la campaña Obama para América.

El rugby, el cricket y las regatas de la Copa América son deportes populares en Nueva Zelanda. Los "kiwis" han jugado en el torneo de clasificación para el Clásico Mundial de Béisbol.