Luhnow, Hinch buscan dar otro paso hacia adelante

Luhnow, Hinch buscan dar otro paso hacia adelante

SAN DIEGO - Los Astros de Houston están tratando de salir de uno de los hoyos más grandes en la historia de Grandes Ligas.

Del 2011 al 2013, perdieron más de 100 juegos en tres temporadas consecutivas, algo visto apenas cinco veces en los últimos 51 años y en sólo 11 ocasiones desde el inicio del Siglo 20.

Sin embargo, en el 2014 los Astros "subieron" a 70 triunfos con aportes de jóvenes como el venezolano José Altuve, Chris Carter, Jon Singleton y Dallas Keuchel.

Ahora, el gerente general Jeff Luhnow y el nuevo manager A.J. Hinch pretenden seguir con la tendencia hacia arriba.

"Ganamos 19 partidos más que el año anterior. La meta es tomar otro paso en esa dirección y llegar a un punto en que este equipo pueda competir (por un puesto en) la postemporada", le dijo Luhnow a LasMayores.com durante las Reuniones Invernales que se celebran en el Hotel Manchester Grand Hyatt.

Con Altuve, los Astros cuentan con uno de los peloteros más dinámicos en Grandes Ligas, ya que el segunda base encabezó las Mayores en hits y bases robadas en el 2014. Y con Singleton, Carter, George Springer y Jason Castro-entre otros-Houston ve con optimismo su ataque ofensivo.

En cuanto a pitcheo abridor se refiere, Kuechel, Scott Feldman y Collin McHugh encabezan una rotación que espera por la llegada del cotizado prospecto Mark Appel.

La mayor necesidad del equipo es el relevo, que fue el peor de Grandes Ligas en el 2014 con efectividad colectiva de 4.80. Se informó que los Astros hicieron intentos de peso por firmar al zurdo Andrew Miller y luego al derecho David Robertson, pero sin éxito en ambos casos. El miércoles se informó que Luke Gregerson y Pat Neshek pactaron con Houston, como parte de una posible solución.

"Tenemos varios brazos buenos como Chad Qualls y Kevin Chapman, Tony Sipp y Josh Fields, que nos ayudaron el año pasado", dijo el GG. "Lo que necesitamos es uno o dos veteranos que nos puedan ayudar en esas situaciones en la novena en que estemos empatando o ganando por una o dos carreras, (para poder) cerrar esos partidos y ganarlos".

El relevo aparte, Luhnow se expresa optimista en cuanto al progreso de su "plan maestro" de acumular talento joven, procurar los servicios de los peloteros novicios a largo plazo y hacer muchas evaluaciones a base de la "sabermetría".

"Creo que con el grupo de jóvenes que tenemos y el liderazgo de José Altuve, Dallas Kuechel, Chris Carter y Jason Castro, estamos madurando. Con otras piezas que posiblemente podamos añadir, vamos a estar listos".

Parte de la nueva realidad que quieren imponer en Houston es la llegada de Hinch como piloto. El nuevo capataz tuvo resultados para el olvido en su primera experiencia como manager en los Diamondbacks, donde tuvo marca de 89-123 en partes del 2009 y del 2010. Pero ahora, con más experiencia y varios años encargándose de departamentos de scouts y desarrollo de jugadores en Arizona y San Diego, Hinch goza de la confianza de su nuevo jefe.

"Él tiene mucha experiencia en varios (aspectos)", dijo Luhnow acerca de Hinch. "Ha tenido la oportunidad de dirigir a un equipo de Grandes Ligas. También jugó siete años en Grandes Ligas. Pero ha tenido puestos también manejando (departamentos de) ligas menores. Él entiende cómo se construye un equipo y qué son las cosas que se necesitan para construir un campeón".

De su parte, Hinch tiene los pies sobre la tierra-pero tampoco descarta que sus Astros puedan dar de qué hablar en el 2015.

"A este nivel las cosas pueden cambiar bastante rápido", dijo el ex receptor de los Atléticos de Oakland. "Sí creo en los pasos positivos que se vio en este equipo el año pasado. Ciertamente, el énfasis tiene que ser más en ganar, en propulsarnos para adelante".

El proceso ha sido largo y arduo. El mismo Luhnow reconoce que aún falta un poco más. Pero también quiere dejar saber a todos que sí ha habido progreso.

"Este equipo está madurando y creo que en uno o dos años vamos a poder celebrar la postemporada".