Kevin Cash listo para tomar las riendas de los Rays

SAN DIEGO -- Kevin Cash soltó una carcajada cuando se le preguntó acerca de qué número utilizaría esta temporada como nuevo timonel de los Rays.

"Me acabo de enterar, el 16", indicó Cash, mientras hablaba con los medios en las Reuniones Invernales. "[El manager de equipamiento de los Rays] estaba buscando un solo dígito, pero he subido un poco de peso desde mis días como jugador".

Cash confesó que ya está comenzando a asimilar la idea de que es manager y agregó que ahora mismo "sólo está tratando de verle el lado deportivo".

"Es emocionante, pero ya es hora de comenzar a trabajar un poco", externó Cash.

El pasado viernes, los Rays nombraron al ex receptor de los "Devil Rays" como el quinto capataz en la historia del club. Llega para suceder a Joe Maddon, quien puso fin a un período de nueve años con el equipo al ejercer una cláusula de recesión en su contrato antes de llegar a un acuerdo por cinco temporadas y US$25 millones para dirigir a los Cachorros.

El lunes, Cash fue cuestionado acerca de si el hecho de llegar a llenar los zapatos que dejó Maddon le ha generado presión, particularmente dado el éxito del ex dirigente para moldear al club y convertirlo en un equipo ganador.

Cash simplemente sonrió. "Lo veo más como una clase de honor el sucederlo y por todo lo que hizo a lo largo de su carrera ahí".

Cash no ha hablado con Maddon, pero añadió: "Me encantaría hablar con él. Estoy seguro de que tendré la oportunidad de hacerlo en algún momento aquí en las Reuniones y saludarlo y dialogar".

Tras haber obtenido el puesto hace varios días, Cash dijo que ya ha tenido contacto con unos 8 ó 10 de sus jugadores, y también ha hablado con su cuerpo de coaches, que es el mismo grupo del año pasado solamente sin el coach de la banca Dave Martínez.

"Cada conversación ha sido grata", indicó Cash. "Los jugadores que he contactado, ha habido mucha energía, optimismo, eso ha sido probablemente lo más emocionante de todo esto, conectar con ellos.

"Y luego, en lo que concierne a los coaches con los que he platicado, el trato ha sido excelente. Creo que he conectado con todos ellos. Los muchachos en el clubhouse. Se trata de un fascinante grupo y ellos han aceptado todo este proceso y han sido extremadamente generosos con mi familia y conmigo".

En cuanto a quién será el coach de la banca...

"Saben qué, creo que ese es un proceso en curso el cual estamos tratando de resolver ahora mismo", externó Cash. "Hemos estado hablando sobre las características y cualidades que quizás estemos buscando. Y esperemos que ese proceso se desarrolle a lo largo de estas Reuniones y se resuelva en los próximos días".

Puesto que Cash no cuenta con experiencia como capataz, se le preguntó si buscaría a un coach de la banca con la experiencia que él carece. Matt Silverman, presidente de operaciones de béisbol, acompañó a Cash el lunes, y se integró a la conversación.

"No es un pre-requisito para nosotros", aclaró Silverman. "Pero eso tiene que ver mucho con el grupo de instructores que tenemos ahora mismo. Contamos con un grupo que trabaja realmente bien junto. Entonces, sea quien sea quien agreguemos como coach, será uno que venga a complementar a este grupo. Alguien que venga a complementar lo que ya tenemos y le brinde a Kevin el respaldo que él necesita".

Cash pareció resplandecer cuando se le preguntó qué fue lo que lo convenció para aceptar el puesto.

"Obviamente, toma tiempo decidirlo", destacó Cash. "Es un puesto que requiere de mucha pasión y energía. Eso quizás sería lo más difícil. La conexión con los jugadores y el clubhouse. Me encanta estar en el clubhouse. Pasar el rato junto a los muchachos. Hablar sobre el partido de la noche anterior, del partido que sigue, jugar a las cartas, lo que sea. Me gusta esa interacción constante".

Haber nacido en Tampa y comprender la conexión de esa área con el béisbol -- incluyendo el legado de seguirle los pasos a Al López, Lou Piniella y Tony La Russa, todos ellos gigantes de Tampa que fueron managers de Grandes Ligas - también significa mucho para Cash.

"Es algo increíble", confesó Cash. "Esos nombres, definitivamente los pondría en otro nivel. Pero el solo hecho de estar en la misma conversación, tomando en cuenta que aún no he logrado nada, esos muchachos han impactado el béisbol de gran manera. Y Tampa es un lugar increíble.

"Regresar ahí es algo bien especial para mí".