Los Piratas estarían bien ocupados en las Reuniones

Se anticipa que Neal Huntington esté muy ocupado en las Reuniones Invernales en San Diego. No obstante, el gerente general de los Piratas probablemente se dedique más a escuchar que a indagar.

Otros ejecutivos tratarán de convencer a Huntington de ceder a los prospectos de lujo que Pittsburgh a regañadientes incluyó en negociaciones durante la temporada del 2014.

Pero las cosas han cambiado. En aquel entonces, Huntington buscaba brazos con el fin de llegar a los playoffs. Ahora los Bucaneros necesitan piezas fundamentales que estén en PNC Park para rato, aunque el enfoque sigue siendo el pitcheo abridor.

Huntington quizás haya terminado de hacer movimientos pequeños, de los cuales ha realizado muchos desde que concluyó la temporada. Si decide mover las fichas ahora, probablemente sea de tal manera que los Piratas sentirían el impacto en varios niveles de la organización.

Los Piratas cuentan con dos cátchers veteranos, pero ni Chris Stewart ni el venezolano Francisco Cervelli han sumado 300 turnos al bate en una temporada. Ambos batean a la derecha, lo cual podría disuadir a Pittsburgh de permitirles compartir el rol.

El club también enfrenta interrogantes en la primera base, puesto que ahora mismo le pertenece al renuente cañonero dominicano Pedro Álvarez, y en el jardín derecho, donde el quisqueyano Gregory Polanco podría tener mejor suplente que Travis Snider, dado que ambos batean a la zurda. Un jugador como Allen Craig, uno de los jardineros que le sobra a Boston, podría llamarle la atención a Huntington.

Necesidades del equipo

Abridores: Hay un puesto vacante en la rotación de Pittsburgh y el equipo necesitaría refuerzos adicionales si no quiere apostar por Jeff Locke y Vance Worley detrás de Gerrit Cole y A.J. Burnett. Obviamente, el agente libre dominicano Francisco Liriano sigue siendo el objetivo principal seguido por su compatriota, Edinson Vólquez. Los Piratas no necesitan más "proyectos de reclamación" - para eso ya tienen al quisqueyano Radhamés Liz y al zurdo Clayton Richard. Por lo tanto, cualquier adquisición de hagan de ahora en adelante vendría con garantías.

Primera base: Este puesto se ha convertido en un misterio en los Piratas tras marcharse los dos inicialistas que el club utilizó en el 2014: Ike Davis y Gaby Sánchez. Ahora mismo, el rol es de Álvarez, quien tiene apenas 37 innings de experiencia en la primera base como ligamayorista. Si los Bucaneros deciden que no están dispuestos a apostar por alguien con tan poco experiencia como incialista y se presenta la oportunidad indicada, podrían aventarse.

A quiénes podrían canjear:

El receptor Tony Sánchez: Quizás exista un mercado en la Liga Americana para Sánchez, pero definitivamente no hay lugar para él en el roster de los Piratas. El equipo cuenta con el prospecto venezolano Elías Díaz y a la larga tienen sus esperanzas depositadas en Reese McGuire, a quien seleccionaron en la primera ronda del draft amateur del 2013.

Álvarez: Es muy obvio que el dominicano aún anhela jugar en la antesala. A Álvarez le faltan dos años para convertirse en agente libre y no hay duda de que quiere entrar al mercado como tercera base. Pedirle que funja como inicialista quizás sea demasiado raro e incierto. Siempre hay gran demanda para el poder y si se les presenta la oportunidad de canjear a Álvarez para mejorar en otras áreas (la primera base y la rotación) quizás los Piratas la hallen irresistible.