Sueños de Vincent cumplidos por su determinación

Nick Vincent es el ejemplo perfecto del poder de perseverancia - además de un pitcheo letal.

"Cuando yo estaba en la secundaria, yo no era especial," el preparador de mesa de los Padres dijo recientemente, "Yo medía 5 pies y 10 pulgada y pesaba 135 libras. Lo máximo que tiraba mi recta era 83-84 mph. Yo lanzaba para el contacto."

Las posibilidades de Vincent no mejoraron cuando el nativo del condado de San Diego avanzó de Ramona (Calif.) High School a Palomar College.

"El coach de mi junior college me dijo que fui uno de los últimos muchachos en ganarse un puesto en el equipo," dijo Vincent. "Quizás hubiera sido despedido si otro lanzador no se hubiera lesionado."

Por suerte, dos cosas le pasaron a Vincent: Comenzó a crecer, y comenzó a trabajar para concentrarse para desarrollar lanzamientos.

"Comencé a crecer en Palomar College," dijo Vincent. "También comencé a trabajar con un programa de entrenamiento.

"Mi velocidad aumentó dos millas por horas en Palomar College y quizás dos millas por hora más durante mi única temporada en Long Beach State. Me puse más fuerte en tres años."

Vincent, que ahora mide 5'11 y pesa 180 libras, comenzó a ampliar su arsenal durante su último año en Ramona High, cuando empezó a trabajar con un slider. Y en su tercera temporada en la organización de los Padres, Vincent empezó a trabajar con la recta que corta que le ha servido bien durante partes de tres temporadas con San Diego. Tres cosas han ayudado a Vincent ser exitoso:

• El deseo de competir
• La habilidad de cambiar
• El rechazo de estar desanimado

 

Vincent no se desanimó hasta cuando fue removido de la rotación al bullpen durante una temporada en Long Beach State.

"Apenas después que eso pasó, comencé a ver que mis lanzamientos eran mejor en incrementos cortos," dijo Vincent, que tiene una EFE de 2.68 en 135 actuaciones como relevista con los Padres.

Escogido por los Padres en la 18va ronda del draft del 2008, Vincent primero se surgió como uno de los mejores prospectos de los Padres durante sus dos temporadas en Clase A Lake Elsinore desde 2009-10. Tuvo marca de 8-2 con EFE de 2.70 en 107 actuaciones. Además, aprendió tirar el cutter.

"Lo aprendí de mi pareja de tiros (Nick Schumacher) y lo desarrollé durante la temporada 2010," dijo Vincent. "Empecé a estudiar como la gente lo tiraban y como lo usaban. Estudié fotos de Mariano Rivera.

"En el 2011, cuando estaba con Doble-A San Antonio, pude comenzar a tirar el cutter donde necesitaba ponerlo en ambos lados del plato. Pude empezar a tirarlo adentro a los bateadores derechos. El cutter se convirtió en mi pitcheo."

Vincent hizo su debut en las Grandes Ligas el 26 de junio, 2012, sólo dos semanas antes de su 26to cumpleaños, a pesar que pasó la segunda mitad de la temporada compartiendo tiempo entre los Padres y Triple-A Tucson.

En 27 actuaciones en el 2012 con los Padres, Vincent tuvo EFE de 1.71, y en el 2013 terminó con EFE de 2.14 en 45 juegos. Porque tuvo EFE de 3.60 en 63 actuaciones esta temporada pasada, quizás no es considerado el mejor de Vincent.

Pero, hay varios números para considerar:

• En el 2014, Vincent estableció personalmente la cantidad más alta en juegos, entradas lanzadas (55), ponches (62), y holds (20).

• La oposición fue blanqueada en 51 de sus 63 presentaciones y no pegaron hits en 34 de esos juegos.

• Vincent dejó plantado a 42 de los 48 corredores que heredó - el porcentaje de 85.7 fue la quinta marca más mejor de la Liga Nacional y la octava en las Grandes Ligas.

• Y desde su regreso de la lista de lesionados el 23 de julio hasta el 12 de septiembre, Vincent lanzó 23 1/3 entradas en blanco en 25 presentaciones. La racha de entradas en blanco fue la segunda racha más larga por un relevista de la LN en el 2014, y fue la más larga por un lanzador de los Padres (abridor o relevista) desde que Kevin Correia lanzó 23 1/3 entradas en blanco en el 2009. Las rachas de Vincent también fueron las más largas por un relevista de los Padres desde Cla Meredith estableció marcas de la franquicia con 33 2/3 entradas en blanco y un una racha de 28 juegos sin anotaciones en el 2006.

 

Además, si remueves sus tres presentaciones malas inmediatamente antes de ir a la lista de incapacitados el 15 de junio con fatiga en el hombro, la EFE de Vincent para la temporada estaría en 2.24.

Dos de los cinco jonrones que Vincent permitió en el 2014 vinieron antes de ir a la lista de incapacitados. También dos de sus 11 bases por bolas y ocho de los 36 hits que permitió - todo en un periodo de 2 2/3 entradas.

"Todo comenzó cuando sentía molestias en mi codo," dijo Vincent. "Cuando sobre compensé en eso, mi hombro se cansó. Todos se dieron cuenta. Yo iba ser colocado en la lista de incapacitados. Cuando regresé, el dolor ya no estaba allí."

Lo que pasó el junio pasado le recordó a Vincent la vista que tiene del juego.

"Es un juego corto," dijo Vincent. "Mi carrera puede terminar a cualquier hora. Podrá termina el próximo año. Quiero hacer todo lo posible mientras estoy jugando. Yo estoy orgulloso porque siempre juego 100 por ciento todo el tiempo.