El equipo que firme a Lester tendrá un verdadero as

Dejemos en claro por qué hay tanto interés en el agente libre Jon Lester. La explicación es bien sencilla. El zurdo es un ejemplo viviente de un as y de esos hay pocos.

Lester quiere la bola para partidos cruciales. Quiere lanzar en la Serie Mundial. Quiere la bola cuando el bullpen está agotado o una racha perdedora se ha vuelto preocupante. Simplemente pretende ser quien tome control de la situación y enderece la nave.

Lester entiende muy bien la responsabilidad que conlleva ser un verdadero as. Pone el tono para los demás. Está consciente de que su deber es darle a su equipo la oportunidad de ganar aun cuando no cuente con su mejor material.

La incertidumbre es parte de la agencia libre. Como dijo Branch Rickey, o se le atribuye por lo menos: "No conoces verdaderamente a un jugador hasta que lo tienes en tu equipo".

Con Lester no hay interrogante alguna. Su historial es bien conocido e incluye el miedo y el cansancio con el que luchó mientras se sometía a un tratamiento por linfoma. El que Lester haya podido regresar a la Gran Carpa tras una lucha contra el cáncer y lanzar al nivel más alto habla mucho de su determinación y de su talento.

No se trata de un muchacho que se la pase riéndose. Lester es un hombre serio y todo un profesional. Es quien más temprano llega, quien más duro trabaja y quien más rinde.

Lester también entiende sus otras responsabilidades. Es un miembro ejemplar de la comunidad y se compromete a ayudar a las personas menos afortunadas. Cuando un equipo agrega a Lester, recibe el paquete completo.

Si los Cachorros logran firmar a Lester, dicha adquisición estaría sólo detrás de Theo Epstein y Joe Maddon en cuanto al impacto para la franquicia se refiere.

En los Cachorros, Lester encabezaría la rotación, seguido por Jake Arrieta, y estaría lanzando por un equipo que está en posición de mejorar bastante rápido.

Por otro lado, de agregar a Lester, los Medias Rojas una vez más serían un equipo con madera de campeón. Boston y Chicago - el segundo mediante Epstein, ex executivo de los Medias Rojas - tienen un historial con el serpentinero. El hecho de que los dos equipos que mejor conocen a Lester sean los más agresivos a la hora de cortejarlo dice mucho del valor del zurdo.

Lester también encajaría perfectamente en los Gigantes, donde hallaría una cultura ganadora y una afición devota. ¿Se imaginan a Bruce Bochy armando una rotación en octubre con Madison Bumgarner y Lester?

Colectivamente, Lester y Bumgarner han permitido apenas dos carreras limpias en 57 innings de labor en la Serie Mundial. En 28 partidos de postemporada entre ellos, tienen efectividad de 2.35. Desde un punto de vista histórico, este par de lanzadores se ha crecido en el escenario más apremiante.

La decisión de Lester seguramente estará basada en lo cómodos que se sientan él y su familia, ya que cualquiera de los equipos que le ha hecho una oferta le brindará seguridad financiera.

La contratación de Lester tendría un efecto dominó. Una vez firme el zurdo, James Shields sabrá su verdadero valor en el mercado, y quizás Max Scherzer también. Los equipos que no logren agregar a Lester tendrán que decidir cómo invertir el dinero que tenían reservado para el as.

Esperemos que Lester esté disfrutando de la agencia libre. No son muchos jugadores que pueden elegir cuando su valor y su reputación están al máximo. En resumidas cuentas, Lester es el tipo de pelotero que todo equipo codicia.